Anuncian. Harán la campaña nacional “Si comen unos, comemos todo”, para invitar a que traigan el kilo de alimento o donen dinero. JESÚS PEÑA
Reportan inusitada alza de demanda

Los que pasaban por ahí se sorprendían de ver las filas y filas de gente que se formaban a las puertas del Banco de Alimentos de Saltillo, para pedir comida.

La directora de esta institución, Alejandra Salgado, dice que en ocasiones, en un solo día, paraban aquí hasta mil personas que se habían quedado sin empleo y buscaban ayuda.

Fue durante la época más despiadada de la pandemia.

“Era sorprendente”, dice Salgado Valdés.

Y dice que, en promedio, en época normal, esto es, antes de lo del coronavirus, el Banco entregaba entre 500 y 700 paquetes de alimento diarios, con la crisis el número se disparó a tres mil despensas todos los días.

“O sea demasiado, nomás para que se den una idea. Ahorita se medio, normalizó un poco estamos entre mil y mil 500 paquetes”.

El padrón de beneficiarios del Banco creció de 30 mil a 42 mil, en los últimos seis meses. Todo por culpa del COVID.

JESÚS PEÑA

Del mismo modo el número de toneladas de comida que mes con mes entrega el Banco a los que viven en pobreza alimentaria, se elevó de 200 toneladas a 400.

“Lo que fue marzo, abril e inicios de mayo se disparó muchísimo, muchísima, hubo gente que se quedó sin empleo y esto se vio reflejado en los apoyos solicitados a los bancos de alimentos. Mucha gente que no estaba trabajando buscaba este apoyo…”.

Entonces las autoridades del Banco tomaron la decisión de entregar comida a quien la solicitara, sin importar que tuviera o no credencial de beneficiario.

CON LA CRISIS ENCIMA

La directora del Banco de Alimentos advierte que la crisis aún no ha terminado.

“Ahorita ha disminuido un poco, pero esto no termina. El Banco de Alimentos sigue apoyando a todos los beneficiarios, a todas las personas que lo necesiten. No nos damos abasto, quisiéramos llegar todavía a más gente, a más comunidades…”. 

Alejandra Salgado dice que el Banco de Alimentos de Saltillo es uno de los más fuertes a nivel nacional y que está en el top ten de los bancos de alimentos en México.

“Es uno de los más fortalecidos, muy bien cimentados, ya con procesos nuevos, ya como una empresa, casi, te lo puedo decir…”.   

Alejandra Salgado Valdés dice que estos números reflejan la generosidad de los empresarios, que han contribuido a la altruista labor que realizan los Bancos de Alimentos de todo el país. 

“Las empresas se han portado muy bien con nosotros. Hemos recibido muchísimos apoyos, quiero aprovechar para agradecerles a todos los donadores tanto a nivel local como nacional, se han sumado muchísimos aliados y estamos muy agradecidos con todos ellos”.  

Y hace un llamado para que más empresas participen de este proyecto de llevar comida a quien más lo necesita.

“Nos hacen falta muchas cosas. Aprovecho para hacer un llamado a todos aquellos que todavía no saben lo que hacemos, que se acerquen con nosotros, si saben de algún donativo que pudiéramos rescatar, con mucho gusto los podemos hacer”.

UN GOLPE FUERTE

Como si algo faltara, la crisis sanitaria causada por el covid 19 impidió la realización de los eventos recaudatorios anuales más importantes para el Banco de Alimentos de Saltillo.

Entre ellos el torero de golf que se lleva a cabo en abril de cada año, el Rib-Eye fest, que se celebra en septiembre y su ya tradicional colecta de octubre, por el Día Mundial de la Alimentación que se conmemora el próximo 16.