Archivo
El presidente global de BBVA, Carlos Torres Vila, dijo que la corrupción e inseguridad han sido los lastres para el crecimiento e igualdad de México

El director general de BBVA México, Eduardo Osuna, dijo que el reposicionamiento de marca y la eliminación del nombre Bancomer llegó en un buen momento para la firma en México, en el cual el banco tiene alto liderazgo en el mercado mexicano.

"No éramos líderes en al año 2000 y ahora somos líderes en clientes, en sucursales, en clientes digitales", dijo Osuna.

Al participar en la reunión nacional de consejeros regionales 2019 de BBVA, el directivo señaló que BBVA invertirá de 2019 a 2024 más de 63 mil millones de pesos en México, como parte de su proceso de mantenimiento de infraestructura, renovación de sucursales y cajeros, así como el crecimiento de bancarización y nuevos negocios del banco en el país.

Osuna resaltó que BBVA es optimista sobre el futuro de México, al tratarse de un mercado con alto potencial para el sector financiero, debido al elevado número de ciudadanos que aún no cuentan con servicios bancarios.

"Vamos a seguir siendo el banco del futuro de México. El cambio de marca no es un cambio de estrategia y lo que veremos es una segunda oleada de transformación", comentó.

Osuna recordó que el cambio de marca se discutió por más de año y medio y, en el caso de México, estará acompañada de una fuerte campaña en medios para su posicionamiento entre los clientes.

Corrupción e inseguridad, los lastres del crecimiento en México
Por su parte, el presidente global de BBVA, Carlos Torres Vila, dijo que la corrupción e inseguridad han sido los lastres para el crecimiento e igualdad de México.

"Yo me quedaría con la lucha contra la corrupción que es un lastre, lo ha venido siendo y continúa siendo para el crecimiento y para la igualdad de oportunidades y la violencia que es otro gran lastre que hay que reducir", dijo el directivo.

En su primera intervención en México como presidente del gigante financiero español, Torres Vila comentó que además de los retos estructurales que vive México, se debe privilegiar el clima de confianza para que se produzcan las inversiones por parte del sector privado.

"Es imprescindible esa inversión para el desarrollo del país. Aparte de respetar la independencia del banco central, de fomentar el libre comercio y reglas de juego claras, se trata de fomentar la confianza y credibilidad en el futuro", comentó el directivo.

Torres Vila dijo que el banco español sigue apostando por México y que el cambio de marca que elimina el nombre Bancomer reitera su confianza en el país y la fortaleza que representa la filial en un contexto de bajo crecimiento global y las tensiones comerciales.

"Seguiremos invirtiendo en fomentar el crecimiento del crédito, siendo un actor relevante. Aquí tenemos un papel muy relevante. México ha crecido con BBVA y BBVA ha crecido con México", comentó Torres Vila.