Archivo
El acto reclamado por Bonilla Valdez quedó sin efecto porque el Congreso local ya había declarado la reforma constitucional que amplía su gubernatura

El Tribunal de Justicia Electoral de Baja California (TJEBC) desechó la impugnación que presentó el gobernador electo, Jaime Bonilla Valdez, en contra de la constancia que le otorgaba una gubernatura de dos años. Pese el intento de impugnar el plazo de su mandato, el morenista desistió del recurso.

Ante esto, el Tribunal rechazó discutir la ampliación de la gubernatura de Bonilla Valdez, dejando en manos de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) el debate sobre la controvertida reforma que extiende el mandato en Baja California.

Adicionalmente, magistrados del Tribunal señalaron que el acto reclamado por Bonilla Valdez quedó sin efecto porque el Congreso local ya había declarado la reforma constitucional que amplía su gubernatura.

“Si bien el promovente de manera categórica manifiesta su voluntad de desistirse del recurso, también lo es que en ciertas partes de su escrito hace descansar su desistimiento en razón a que se actualiza la causal de improcedencia consistente en que el acto combatido ha quedado sin materia” expuso la magistrada presidente, Elva Regina Jiménez.