Foto: AP
El equipo inglés llegaba con el marcador global a su favor, pero fueron humillados en el juego de vuelta por el Dinamo Zagreb

3 Dinamo Zagreb vs Tottenham 0

Global: 3-2 DZ

Gol x gol

1-0, M. Orsic (62’)

2-0, M. Orsic (82’)

3-0, M. Orsic (106’)

ZAGREB.- Mislav Orsic firmó una tripleta, incluyendo el gol decisivo en la prórroga, y el Dínamo de Zagreb fulminó 3-0 a Tottenham para voltear el 2-0 en contra del partido de ida y alcanzar los cuartos de final de la Liga Europa.

Apenas tres días que su técnico recibió una condena de cárcel y dimitió, el club croata coronó una improbable remontada cuando Orsic regateó a dos zagueros de Tottenham y sacó un remate desde el borde del área para su tercer gol de la noche.

Zoran Mamic renunció como técnico del Dínamo el lunes, luego que la Corte Suprema de Croacia confirmó una sentencia de casi cinco años de prisión por evasión fiscal y fraude. Fue reemplazado por el auxiliar Damir Krznar.

Y el Dínamo lució infinitamente mejor plantado en la cancha que el Tottenham de José Mourinho, aunque los anfitriones debieron esperar más de una hora para desnivelar el marcador.

Orsic abrió la cuenta con otro notable remate, dominando un balón por el costado izquierda del área y luego clavarlo al ángulo superior. Orsic procedió a igualar el marcador global a los 82 minutos con un sutil toque dentro del área.

El partido se estiró a la prórroga y Orsic redondeó su tripleta a los 106.

Harry Kane dispuso de una última oportunidad para rescatar a los visitantes cuando se encontró un balón dentro del área, pero su remate desde seis metros fue atajado por el arquero Dominik Livakovic.

“Si me olvido de los últimos minutos de la prórroga, donde intentamos ir arriba, en los primeros 105 minutos, solo hubo un equipo que intentó darlo todo en el campo”, dijo el técnico del Tottenham José Mourinho luego del partido. “Se lo dejaron todo. Sangre, sudor y energía. Incluso lágrimas de felicidad al final. Fueron muy humildes y comprometidos. Tengo que hablarles. Luego está mi equipo. No parecía que estuvieran jugando un partido importante. Quizás para alguno de ellos no era importante. Para mí sí lo es.

“Por el respeto que le tengo a mi carrera y a mi trabajo, cada partido es importante. Para todo aficionado, cada partido cuenta. Hace falta actitud. Decir que estoy triste no es suficiente. Es mucho peor”, añadió.

Mourinho apuntó que el futbol “no es solo jugadores que tienen más calidad que otros”.

“La base del futbol es actitud. Nos ganaron en eso. Les dije del peligro que tenía este partido. Solo se dieron cuenta cuando nos metieron el segundo”, puntualizó.