Foto:Internet
El actor habló sin tapujos sobre su proceso de rehabilitación del alcoholismo

Brad Pitt atravesó momentos muy complicados en su vida a raíz de la ruptura de su matrimonio con Angelina Jolie, en 2016.  El intérprete sufrió tanto que su problema con el alcohol lo llevó a integrarse a Alcohólicos Anónimos.

Y todo aquel dolor no fue en vano. El padre de seis hijos, dijo en entrevista para The New York Times esta semana que tomó todo ese dolor “para interpretar al astronauta emproblemado” en su nuevo filme, “Ad Astra”.

"Definitivamente utilizó los estímulos de su vida”, dijo el director James Gray. Cuando se le consultó a Pitt sobre ese tiempo en su vida, el intérprete admitió que su situación personal influyó en su trabajo.

Al ser interrogado acerca si el filme fue una manera de superar la soledad, él se sinceró: "Todos llevamos dolor, pena y pérdida. Pasamos la mayor parte de nuestro tiempo ocultándolo, pero está ahí, está en ti. Entonces abres esas cajas".

Mucho se dijo de las causas de la separación de Pitt y Jolie. Fue el propio actor quien reconoció que su adicción al alcohol fue el punto final en su relación de 12 años y la razón del sonado incidente en el jet de la familia al pelear con su hijo a causa de la bebida.

Hoy, se sincera sobre ese mal rato y afirma que "había llevado las cosas tan lejos como pude, así que eliminé mis privilegios de beber". Tal es así que, después de la solicitud de divorcio, el actor pasó un año y medio yendo a reuniones en Alcohólicos Anónimos.

Sobre su paso por Alcohólicos Anónimos, Pitt comentó que su grupo de ayuda -compuesto en su totalidad por hombres-lo contuvo en todo momento. "Tenía a todos estos hombres abiertos y honestos de una manera que nunca había escuchado. Era un espacio seguro donde había poco juicio y, por lo tanto, poco juicio de ti mismo", detalló.

La confianza que logró durante ese tiempo lo fortaleció, haciéndolo capaz de enfrentar los retos con mayor entereza."Fue liberador solo exponer los lados feos de uno mismo".

A los 25 años entró en la dura y frívola industria de Hollywood personificando a un hombre que parecía estar encantado de ser cosificado en Thelma y Louis. Pero él nunca estuvo cómodo con su estatus de sex symbol. "Me pasé los '90 tratando de esconderme y me volví loco huyendo de la fama. Me convertí en un hombre ermitaño".

En la presentación del drama de James Gray, protagonizada además de por Pitt por Tommy Lee Jones, el actor declaró que "Ad Astra", donde interpreta a un astronauta que viaja al sistema solar para buscar a su padre, es una reflexión sobre ser hombre hoy. "Esa idea de masculinidad con la que hemos crecido, donde nos enseñaron a ser siempre fuertes, implica negar el dolor, las cosas que sientes, la vergüenza y los remordimientos", reconoció Pitt, que también produjo la película con su productora Plan B.

"Creo que (en la película) hay una mejor definición para nosotros, los hombres, que consiste en ser más abiertos, con tu familia, con tus hijos y contigo mismo", reflexionó.