Foto: Especial
En una campaña difundida en redes sociales llamada La Traffic Whopper, expuso que el objetivo es llevar comida a los automóviles

Burger King dio a conocer el viernes pasado que ampliará su servicio a los embotellamientos de la Ciudad de México. En una campaña difundida en redes sociales llamada La Traffic Whopper, expuso que el objetivo es llevar comida a los automóviles.

En un video publicado en su cuenta de Twitter, destaca que en el peor tránsito del mundo, donde la gente puede pasar hasta 5 horas en sus vehículos, la empresa reconoció una oportunidad para vender sus hamburguesas.

Por medio del servicio de geolocalización de Google, se da cuenta del punto en que está el usuario y la velocidad a la que va. Se promoverá en las zonas más problemáticas de la ciudad y las zonas de entrega se moverán, dependiendo de cómo cambie el flujo de autos, siempre con tres kilómetros a la redonda de un establecimiento Burguer King.