Durante el informe diario de coronavirus en México, Alomía expuso que eso se puede prevenir si se aplican las medidas de intervención comunitaria de manera oportuna. EFE
El incremento de casos de ayer a hoy pasó del cuatro al seis por ciento, básicamente, en estados donde el aumento de casos, subrayó, no generan todavía una carga de casos activos

Ciudad de México. - Ante una posible tercera ola de contagios de COVID-19 en México, se buscará evitar que sean tan intensas como las previas, informó José Luis Alomía, director general de Epidemiología de la Secretaría de Salud.

''Si viene una tercera ola tenemos que ver en que entidades se produce esta tercera ola. Lo que queremos evitar, es que si se produce una tercera ola, esta no tenga la intensidad -preferentemente- de olas previas", indicó el funcionario federal.

Durante el informe diario de coronavirus en México, Alomía expuso que eso se puede prevenir si se aplican las medidas de intervención comunitaria de manera oportuna.

"Por eso la medición constantemente para alertar a cualquiera de las 32 entidades de que si se está teniendo un incremento que va encaminado a que tu nivel de riesgo se vaya a un naranja o un rojo, frenarlo desde que te encuentras en el amarillo o naranja, implementar medidas que eviten esta afectación económica y social", añadió.

José Luis Alomía anunció el eminente inicio de una tercera ola de contagios de covid en más de diez estados donde se ha registrado un incremento de casos y camas con ventilador ocupadas en Chihuahua, Ciudad de México y Tabasco como consecuencia de la movilidad de Semana Santa y vacaciones.

'Si viene una tercera ola tenemos que ver en qué entidades se produce esta tercera ola. Lo que queremos evitar, es que si se produce una tercera ola, esta no tenga la intensidad".
José Luis Alomía, director general de Epidemiología de la Secretaría de Salud

“Potencialmente pudiéramos estar ya ante un incremento, ante el inicio de un nuevo rebrote, es posible; sin embargo, esto sólo podrá ser evidenciado en la medida que la semana 15 y la semana 16 empiecen, obviamente, a tener comportamientos", explicó.

El incremento de casos de ayer a hoy pasó del cuatro al seis por ciento, básicamente, en estados donde el aumento de casos, subrayó, no generan todavía una carga de casos activos con la enfermedad, es decir, con signos y síntomas, preocupante.

“Ese 6 por ciento representa la media nacional, pero eso no deja de lado que en una, dos, 15 entidades federativas si pudiéramos tener en un momento determinado algún rebrote en días o semanas posteriores, en tanto otras entidades federativas no necesariamente”, aclaró.

Obviamente, lo que tenemos que tener presente es que en el momento en el que nos encontramos es posterior a una periodicidad de tiempo en donde si se llevó a cabo un incremento importante de la movilidad que fueron precisamente las vacaciones de Semana Santa y, sobre todo, obviamente, el fin de semana santa largo en donde hubo toda una serie de actividades”, precisó.

En la actualidad, explicó, la actividad epidémica se considera baja como también la ocupación hospitalaria general, incluso, en las entidades con alto riesgo de repunte: Baja California Sur, Chihuahua, Colima, Ciudad de México, Estado de México, Durango, Morelos, Nayarit, Quintana Roo y Tlaxcala.

No sucede lo mismo con las camas con ventilador, destinadas a pacientes críticos: “Está la media nacional en 19 por ciento a nivel nacional. Hubo un incremento de un punto porcentual en la ocupación. Solamente tenemos tres entidades (Chihuahua, Ciudad de México y Tabasco) con una ocupación mayor al 30 por ciento”, aseveró.

En la semana 15 y 16 se confirmará cómo se comportará el virus ante la campaña de vacunación, adultos mayores con una o más dosis, trabajadores de la salud, explicó Alomía.

“Se espera que la efectividad de la vacuna signifique que las personas no enfermen gravemente no requieran hospitalización ni tenga el riesgo de fallecer a causa de las complicaciones”, precisó.