Foto: Archivo/Vanguardia
Este año el 14 de febrero, Día de los enamorados, coincide con el inicio de la Cuaresma y muchos católicos se preguntan: ¿es obligatorio ayunar y abstenerse de comer carne esa fecha?

No sucedía desde hace 72 años, pero muchos católicos lo notaron al revisar el calendario 2018… y, bueno, para responder rápido a la duda: No, no hay dispensa, y Sí, está vigente el ayuno y la abstinencia.

No hay manera suave de decirlo. Este año el Miércoles de Ceniza será el 14 de febrero, día de San Valentín o Del Amor y la Amistad, fiesta que ya se ha convertido en una celebración profana de alcance mundial.

Pero la duda persiste entre los católicos: ¿puede obtenerse una dispensa de las obligaciones que conlleva el Miércoles de Ceniza para poder celebrar San Valentín?

La Arquidiócesis de Chicago emitió un comunicado en el que afirma que “la obligación de ayunar y la abstinencia deben ser naturalmente la prioridad de la comunidad católica” debido a que el Miércoles de Ceniza marca el comienzo de la Cuaresma.

Asimismo, sostiene que ese día los católicos no serán dispensados de las leyes de ayuno y abstinencia, según el portal Catholic Herald.

“Los católicos de todo el mundo reconocen el Miércoles de Ceniza como el comienzo solemne de un período de reflexión y penitencia en oración, como es evidente por la gran cantidad de asistentes a la iglesia en este día”, explicó la Arquidiócesis.

Ante ello, la sugerencia de la jerarquía católica es que los fieles que desean celebrar el día de San Valentín pueden hacerlo un día antes, el 13 de febrero, martes de carnaval, “un momento tradicionalmente festivo antes de comenzar nuestra observancia de la Cuaresma”.

Miércoles de Ceniza

Este año, el Miércoles de Ceniza será el 14 de febrero. Se trata de una celebración móvil, es decir, no siempre es en la misma fecha y se determina por las fases de la luna.

La Cuaresma es un tiempo de oración, penitencia y ayuno. Cuarenta días que la Iglesia marca para la conversión del corazón, es el tiempo de preparación para Semana Santa, que en este 2018, tendrá lugar del 25 de marzo al 1 de abril.

El Miércoles de Ceniza y el Viernes Santo son los únicos dos días del año en que obliga al ayuno y la abstinencia para los católicos mayores de 15 años y menores de 60. Fuera de esos límites es opcional. Esas fechas los fieles pueden tener una comida “fuerte” una sola vez. El ayuno consiste hacer una sola comida fuerte al día y la abstinencia es no comer carne. Este es un modo de pedirle perdón a Dios por haberlo ofendido y para expresarle el deseo de cambiar de vida. Los sacrificios significan “hacer sagradas las cosas”.

Todos los viernes de Cuaresma son de abstinencia obligatoria. Los demás viernes del año también, aunque según el país puede sustituirse por otro tipo de mortificación u ofrecimiento como el rezo del rosario. Las cenizas son producto de las palmas que quedaron del Domingo de Ramos del año anterior, las cuales bendicen para ser impuestas. La imposición de las cenizas recuerda que la vida en la Tierra es pasajera y que la vida definitiva se encuentra en el Cielo.

La Semana Santa cambia de fecha cada año porque se basa en las fases de la luna, ya que la tradición dicta que la noche que el pueblo judío salió de Egipto, había luna llena, lo que les permitió ver el terreno que pisaban y dirigirse a su destino sin antorchas que los delataran. La celebración judía de la Pascua conmemora este acontecimiento, por lo que siempre coincide con la noche de luna llena.

Y aunque el Miércoles de Ceniza no es de precepto y por lo tanto no es obligatorio ir a la iglesia, ese día concurre una gran cantidad de personas a la Santa Misa, práctica siempre recomendable.

Día de San Valentín

El 14 de febrero, Día de San Valentín, se celebra a un mártir cristiano del siglo 3, pero también se ha convertido en una celebración romántica, repleta de chocolates, menús de lujo y rosas, entre otros obsequios. El Miércoles de Ceniza cayó por última vez el 14 de febrero en 1945, antes de que la celebración secular del Día de San Valentín se hiciera popular. La fecha coincidirá nuevamente en 2024 y también en 2029.

Este año el 14 de febrero, Día de los enamorados, coincide con el inicio de la Cuaresma y muchos católicos se preguntan: ¿es obligatorio ayunar y abstenerse de comer carne esa fecha?