Celebración. Los cantantes trajeron con sus voces, el recuerdo de canciones emblemáticas de una época dorada. / OMAR SAUCEDO
Con la música del recuerdo comienzan las celebraciones del Segundo Festival Estatal de Música Mexicana y Canción Latinoamericana

El Centro Cultural Vito Alessio Robles fue sede del recital inaugural del Segundo Festival Estatal de Música Mexicana y Canción Latinoamericana. 

El recital corrió a cargo del Taller de Ópera de la UAdeC, cuyo director, Arturo Rodríguez Torres, es también el coordinador del festival. 

Sus miembros participaron con dos canciones cada uno y el Coro de Cámara de la Escuela Superior de Música, con Óscar Álvarez Arroyo como su director, también hizo presencia en el evento.

La velada incluyó mayoritariamente piezas de los compositores mexicanos, María Grever y Jorge del Moral. Fue la soprano Alioth Gaitán quien inició con la interpretación de “Alma mía" y “Dime que sí”, de Alfonso Esparza Oteo.

Posteriormente la soprano Daniela Cortés interpretó piezas de Fernando Obradors y “Tú, tú y tú”, de Grever, seguida de Miriam Ortiz, soprano también, con “Nunca digas”,  del maestro Del Moral y “Te quiero, dijiste”,  de Grever.

El primero de los tenores, Andrés Ontiveros, interpretó “Comprendo", de Daniel Catán, y el tango “Los pájaros perdidos”, del argentino Astor Piazzolla. La soprano Natasha Cruz cantó “Musmé”, de Emilio de Nicolás y “Despedida”, de Grever.

La segunda mitad del concierto comenzó con el anuncio que Gloria González, mezzo, hizo un cambio en el programa e introdujo otra pieza más de Grever al recital: “Cuando vuelva a tu lado”. 

La participación de Gloria culminó con la divertida pieza “El molondrón”, de Obradors y el recital continuó de la mano del tenor Guillermo Villanueva.

Él, a diferencia del resto de los cantantes quienes fueron acompañados al piano por Rodrigo Bizaliturri, contó con el apoyo del pianista Marco Antonio Gómez, e interpretó dos piezas de Del Moral, “Pierrot” y “Tu imposible amor”.

Adriana Molina cantó “Arrorró”, de José María Cano y “No niegues que me quisiste”, de Del Moral y fue seguida por Thamar Villarreal, con las piezas “Perjura”, de Miguel Lerdo de Tejada y “Lamento gitano”, de Grever. 

Por su parte, fue Cintli Cruz con su ejecución de las canciones “Íntima”, de Tata Nacho y “Besos robados“, de Del Moral quien cerró la participación oficial en esta noche del Taller de Ópera.

Llegó el momento del Coro de Cámara de la Escuela Superior de Música al presentar el “Kyrie”, el primer momento de la “Misa a Buenos Aires” del compositor Martín Palmeri, también conocida como la “Misa tango”.

El Taller de Teatro regresó al escenario, acompañado de algunos miembros que no se presentaron de manera individual, para dar una pequeña muestra al público del arte del que podrán ser testigos en estos días de festival.