A las prisas. Muchos pasajeros no pudieron abordar sus vuelos. Cuartoscuro
La prueba negativa de COVID-19 es requisito indispensable para ingresar a Estados Unidos y diversos países de América Latina y Europa

CDMX.- Con prisa y dificultades económicas, pasajeros del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) acuden a los dos laboratorios y dos clínicas instalados al momento en la terminal para la aplicación de pruebas PCR y rápidas de COVID-19, que tienen un costo de entre 2 mil 500 y 759 pesos, respectivamente.

La prueba negativa de COVID-19 es requisito indispensable para ingresar a Estados Unidos y diversos países de América Latina y Europa, pero no todas son aceptadas al momento de abordar, lo que ha generado incertidumbre y molestia entre los pasajeros, muchos de los cuales han perdido sus vuelos.

El día de ayer, Miriam Levan regresaba a su país de origen, Perú, pero al momento de abordar le rechazaron la prueba rápida de antígeno que se practicó en un kiosco del Gobierno de la Ciudad de México. Se la hizo con horas de anticipación y le informaron que en Perú no es aceptable.