Foto: Pedro Pesina
Los concesionarios de gasolineras, dijeron que esperan que para este sábado por la tarde se normalice el abastecimiento, ya que perjudica a todo el comercio y el empleo

Cerca de las 15:00 horas de ayer comenzó a escasear la gasolina en Parras, Coahuila y, luego de que se corriera la voz, los ciudadanos acudieron a rellenar sus tanques, por lo que se formaron filas de hasta un kilómetro.

El concesionario de una de ellas dijo que están buscando la manera de que se les venda combustible en el estado de Nuevo león, para abastecer a la ciudadanía.

Ya que se dijo que no se les abastecía porque a nivel federal se encontraban haciendo un inventario por la pantalla excesiva de la venta clandestina más conocida como huachicol y así monitorear los ductos de Pemex y así saber las capacidades de las refinerías, y podría ser una estrategia para mejoras en refinerías.

 

Mientras que las personas se pelaban con querer ser los primeros en llegar a surtir sus vehículos, algunos con dos o tres garrafones en la mano se formaban y corrían a vaciarlos para regresar y volver a surtirse.

Al cierre de esta edición todavía seguían formadas algunas personas sobre la carretera Parras-Paila.

En el municipio se encuentran 4 gasolineras, una en la calle 16 de septiembre y dos sobre Calzada del Márquez, hasta las 21:00 horas de ayer solo quedaban 6 mil litros de combustible en la que se encuentra en la entrada de Parras.

Los concesionarios de gasolineras, dijeron que esperan que para este sábado por la tarde se normalice el abastecimiento, ya que perjudica a todo el comercio y el empleo.