Arribo. El camión que paró al filo del mediodía a las afueras de esta organización, en la colonia Ampliación Morelos, fue descargado por voluntarios del Centro de Rehabilitación Esperanza de Vida. JESÚS PEÑA
Entregará mil despensas en las 10 colonias más pobres de la ciudad

Ayer arribó a Saltillo un camión procedente de la Ciudad de México cargado, cargado de… mil despensas.

Su destino fue la sede de las oficinas de Cáritas de Saltillo, cuya misión será repartir los paquetes alimentarios en los sectores más vulnerables de Saltillo, Torreón y Piedras Negras.

Se trata de una donación hecha por la Iglesia de Dios a nivel nacional, y otros particulares, que llegará a la gente de todo el país a través de Cáritas Mexicana y sus filiales en las diferentes diócesis.

Estamos unidos en esta contingencia, luchando por hacer cada vez más por los más vulnerables”.
Silvia Padilla, presidente de Cáritas de Saltillo.

El objetivo es paliar en algo la crisis que viven las familias de colonias marginadas, en la etapa más dura de la pandemia del COVID-19.

“Estamos en comunicación continua con Cáritas Mexicana desde que empezó la contingencia del COVID, ellos han estado consiguiendo donativos en especie, en efectivo, y la verdad están haciendo un gran trabajo a nivel nacional.

“A nosotros nos han mandado donativos para comprar despensas, para comprar medicamentos, para comprar kits de limpieza y esto se ha estado entregando a las comunidades vulnerables que hemos estado apoyando”.

Así lo dijo Silvia Padilla, la presidente de Cáritas de Saltillo, que anualmente atiende a unas 25 mil personas en situación de pobreza.

Declaró que la ayuda llegará a los hogares más necesitados esta misma semana, dada la emergencia.  

JESÚS PEÑA

LA ENTREGA DEL APOYO

En el caso de esta región las despensas serán llevadas a las más de 10 colonias vulnerables que atiende este organismo, entre las cuales figuran: Omega, Nazario Ortiz, Asturias, Josefa Ortiz, La Glorias, Puerto de Flores, centro, en Saltillo; y Cañadas del Mirador, El Escorial, y Analco, en Ramos Arizpe. “Es llegar a quien menos tiene, que es la política de Cáritas”.

Los beneficiarios de estas despensas serán personas con alguna discapacidad, adultos mayores y familias que estén batallando por falta de trabajo y recursos.

“Este COVID-19 también trajo cosas buenas como esto”, comentó Padilla. 

UN MOVIMIENTO NACIONAL

La presidenta de Cáritas local agradeció a la Iglesia de Dios a nivel nacional porque a pesar de ser una asociación religiosa no católica se sumó a la obra de las diferentes diócesis de México.

“Se me hace muy loable esto, que ahorita que hay tanta necesidad nos dejemos de que los hermanos, los cristianos, los católicos. Estamos unidos en esta contingencia, luchando por hacer cada vez más por los más vulnerables, eso la verdad se me hace maravilloso, que empecemos a quitar diferencias entre las religiones y nos unamos para seguir ayudando”.  

Precisó que esta ayuda, hecha por la Iglesia de Dios y otros bienhechores de la sociedad civil, estará llegando a los rincones más lejanos de México, por medio de Cáritas Mexicana y las Cáritas de todo el país.

“La verdad está muy difícil la situación, las necesidades ya nos rebasaron en medicamento, en atención médica, en nutrición. Estamos rebasados. Las necesidades han crecido impresionantemente”.