Abusos. En este penal varonil una reclusa fue víctima de tortura y violación. / Especial
Brenda fue sentenciada por un juez en Zacatecas a cumplir una condena pequeña en una prisión varonil en el municipio de Calera

ZACATECAS, ZAC.- Tras darse a conocer el caso de la violación a una reclusa, cuyo agresor fue un custodio de la cárcel distrital, ubicada en el municipio de Calera, Zacatecas, Ismael Camberos Hernández, secretario de Seguridad Pública del gobierno de Zacatecas, confirmó que hoy fueron destituidos dos directivos penitenciarios.

El funcionario estatal precisó que los servidores públicos rescindidos son Adán Jimenez Solano, director de Prevención y Readaptación Social, así como Ricardo Serrano, quien fungía como director de ese centro penitenciario.

Precisó que el lunes se realizará la entrega-recepción para que entren en funciones los nuevos perfiles que ocupen estos cargos, por lo pronto, asegura que esto es parte de las sanciones administrativas que se han tomado por estos hechos lamentables.

Ismael Camberos insiste que sí se ha actuado desde que se tuvo conocimiento del caso, al argumentar que  la directora del penal femenil fue quien interpuso la denuncia penal ante la Fiscalía General de Justicia del estado y se ha colaborado en las investigaciones. Además, dijo que se aceptó y se han acatado las observaciones emitidas en la recomendación de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Zacatecas.

Tres semanas de tortura, abusos y violaciones fueron las que tuvo que enfrentar Brenda, luego de ser sentenciada por un juez en Zacatecas a cumplir una condena pequeña en una prisión varonil en el municipio de Calera.

Desde que se conoció que una mujer había sido internada en una cárcel para varores, la Secretaría de Seguridad Pública inició el papeleo correspondiente para que fuera trasladada al Cereso Femenil de Cieneguillas.