Foto: Especial
Han recabado entrevistas a cuatro servidores públicos -tres masculinos y una femenina- de la corporación policial del municipio de Tulum

Tulum. Una mujer falleció producto del uso de fuerza excesiva por parte de un elemento de la Policía Quintana Roo cuando fue detenida en la popular colonia Tumbenkah, en Tulum, por lo cual los cuatro elementos policiacos que participaron en el hecho fueron separados de sus cargos y actualmente son investigados por la Fiscalía General del Estado (FGE).

La dependencia informó que inició una carpeta de investigación "relacionada al homicidio en agravio de una víctima de identidad reservada ocurrida la tarde de este sábado en el municipio de Tulum".

Aseguró que fiscales del Ministerio Público han recabado entrevistas a cuatro servidores públicos -tres masculinos y una femenina- de la corporación policial del municipio de Tulum y peritos de diversas disciplinas recaban todas los indicios y evidencias y una vez que se obtengan los resultados de dichos datos de prueba serán incorporados a la carpeta de investigación para que se emprendan las acciones jurídicas que se deriven de ello.

Respecto a la actuación de los oficiales, el encargado de despacho de la Secretaría de Seguridad Pública estatal, Lucio Herádez Gutiérrez, aceptó que “aún falta mucho por hacer en temas de capacitación policial pero por ningún motivo toleraremos ni permitiremos actuaciones contrarias a derecho o que violenten el respeto a los derechos humanos. Seremos implacables contra quienes traicionen estos”.

Además, la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Quintana Roo, por medio de la Tercera Visitaduría General, abrió una queja de oficio, con motivo de notas, fotos y videos “que circulan en diversos medios de comunicación local, que dan cuenta de la muerte de una mujer luego de que agentes de la policía en Tulum la sometieron en la vía pública”.

El expediente de queja quedó radicado bajo el número VA/TUL/014/03/2021 por violaciones al derecho humano a la vida y los que resulten, con la finalidad de investigar posibles actos u omisiones por parte de personas servidoras públicas de la Dirección General de Seguridad Pública y Tránsito de Tulum, que por su naturaleza pudieran resultar de gravedad y constituir violaciones a derechos humanos.

Los hechos

Los hechos ocurrieron la tarde del sábado, cuando unidades policiacas atendieron un reporte ciudadano sobre una persona impertinente sobre la calle Faisán con avenida La Selva; al llegar, los oficiales procedieron a someter a la fémina. Se trata de una migrante salvadoreña, de 37 años, identificada como Victoria N., quien dejó a dos hijas en la orfandad.

Fue una mujer policía identificada como Verónica N., pionera de la corporación en Tulum, la que mantuvo tirada en la calle boca abajo a la detenida, quien pese a que gritaba que no podía respirar nunca fue soltada. Tras unos minutos la mujer quedó inconsciente, por lo que fue llevada en la patrulla 9276 a Protección Civil, donde momentos después se confirmó su muerte.

A causa de este hecho por medio de redes sociales se convocó a la ciudadanía para llevar a cabo una marcha-manifestación pacífica, a las 5 de la tarde del domingo en la explanada del palacio municipal de Tulum "para manifestarse y exigir justicia por este crimen".

Piden justicia para Victoria

La marcha congregó a más de una centena de personas quienes desfilaron por la avenida Tulum hasta las instalaciones de Seguridad Pública gritando consignas contra el actuar de los policías y exigiendo que el crimen de Victoria no quede impune.

Sin embargo, al llegar a Seguridad Pública un grupo de manifestantes arrojó piedras contra las oficinas, destruyendo los cristales de una de ellas; además de empujar a Enrique Rodríguez Luna, secretario general del Ayuntamiento, quien se encontraba en el lugar y a quien reclamaron otros casos de malas actuaciones de elementos de la policía local.

Por su parte, el presidente municipal de Tulum, Víctor Mas Tah, manifestó en sus redes sociales “mis condolencias y solidaridad a la familia de la señora que falleció ayer en nuestro municipio, y en el que están involucrados elementos de la policía municipal. Ofrezco todo el apoyo institucional y reitero mi voluntad para que se haga justicia y no haya impunidad”.

Aseguró que “estos actos no reflejan el trabajo de nuestra administración, y vamos a dar seguimiento hasta que se definan responsabilidades. Los involucrados están detenidos desde que se tuvo conocimiento de los hechos. Llegaremos hasta las últimas consecuencias para que se haga justicia”.