AP
El cubano tuvo un magnífico relevo para darle la victoria a los Cachorros que mantienen la esperanza de ser campeones

Tuvo que salir Aroldis Chapman desde la séptima entrada para rescatar a los Cachorros que mantiene la ilusión de llevarse la Serie Mundial.

Los bates de Chicago despertaron para ganar el quinto de la serie 3 carreras por 2 y mandar de regreso el Clásico de Otoño al Progressive Field, casa de los Indios. 

Los Indios callaron la primera gran entrada de Jon Lester que había retirado la primera entrada en fila con 3 ponches.

Ramírez conectó un cuadrangular por todo el jardín izquierdo para tomar la ventaja.

Luego de eso, Lester siguió dominando a sus rivales. Al final Jon Lester permitió 4 hits, recetó 5 chocolates por espacio de 6 entradas para ganar su primer juego de la Serie Mundial.

Los bates de Cachorros despertaron en el que podía ser el último juego de la Serie Mundial. 

En el cuarto rollo Bryant igualó los cartones con un cuadrangular ante Trevor Bauer. Luego Russell produjo a Rizzo para tomar la ventaja y luego Zorbist anotó con un elevado de sacrificio de Ross. 

Fue hasta el sexto capítulo cuando los Indios pudieron volver a pisar el plato cuando Lindor bateó sencillo al central mientras Davis anotaba.

Era todo para Lester y llegaba Carl Edwards. Los cañones de Cleveland pusieron en aprietos al lanzador y Aroldis Chapman salió desde la séptima para sacar los útlimos 8 outs. 

Chapman, el zurdo que desertó de Cuba, se acreditó el salvado con la actuación de relevo más larga de su carrera, y los Cachorros pudieron celebrar su primera victoria en su estadio Wrigley Field por el Clásico de Otoño en más de tres décadas.

El martes en el Progressive Field será crucuial. El derecho Jake Arrieta abrirá por Chicago ante Josh Tomlin.

Para poder conquistar su primer cetro desde 1908, los Cachorros deberán ganar dos juegos fuera de su casa. Solo tres equipos en la historia de la Serie Mundial han podido darle la vuelta a un 3-1 adverso, incluyendo victorias de visitante en los últimos dos duelos, con los Piratas de Pittsburgh como los últimos en conseguirlo, hace 37 años.

La ilusión se mantiene presente en Chicago que regresa a Cleveland con la ilusión de lograr la Serie Mundial, que se le niega desde hace 108 años. 

AP