El piloto mexicano Sergio Pérez, de Force India, participa en la primera sesión de entrenamientos libres en el circuito de Spa-Francorchamps, Bélgica. Foto: EFE
'Checo', es séptimo en el Mundial, con 56 puntos a once del sexto, que es el holandés Max Verstappen (Red Bull), en un campeonato que lidera el alemán Sebastian Vettel (Ferrari).
Lo que pasó en Hungría fue un incidente menor. Ni siquiera lo comentamos"...
Sergio Pérez, piloto de Force India

El mexicano Sergio Pérez (Force India) indicó a Efe este jueves en el circuito de Spa-Francorchamps, sede del Gran Premio de Bélgica, el duodécimo del Mundial de Fórmula Uno, que espera conocer su futuro "antes de Singapur", que albergará el decimocuarto, a mediados del próximo mes de septiembre.

'Checo', séptimo en el Mundial, con 56 puntos -a once del sexto, que es el holandés Max Verstappen (Red Bull), en un campeonato que lidera el alemán Sebastian Vettel (Ferrari) con 202-, respondió a Efe en su encuentro con la prensa escrita que sobre su "futuro no hay nada nuevo", pero que no tardará en saberse algo; y que aunque "está difícil, nunca se sabe qué puede pasar", sobre una hipotética lucha por el podio este fin de semana en Spa-Francorchamps.

"No hay mucho margen, porque en tres meses se acaba la temporada. Así que pronto tendremos noticias", explicó 'Checo', nacido hace 27 años en Guadalajara y que afronta su séptima temporada en Fórmula Uno, la cuarta con Force India, con la que todo apunta que está muy cerca de renovar, al menos, por una temporada.

Antiguo integrante de la escuela de pilotos jóvenes de Ferrari y siempre en muchas quinielas para pilotar algún día para la Scuderia, a Sergio Pérez se le cerró -al menos, con miras al año próximo- esa puerta al darse a conocer, el pasado martes, la renovación del finlandés Kimi Raikkonen con el equipo de Maranello.

El piloto mexicano Sergio Pérez, de Force India, participa en la primera sesión de entrenamientos libres en el circuito de Spa-Francorchamps, Bélgica. Foto: EFE

"No me disgustó, ni me sentí decepcionado, porque la renovación de Kimi creo que era algo esperado", explicó 'Checo', que en su trayectoria en la categoría reina del automovilismo ha logrado siete podios, los últimos dos el año pasado.

Preguntado por Efe este jueves en Spa-Francorchamps si ese anuncio podría llegar en Monza, sede del siguiente Gran Premio, el de Italia, el bravo piloto tapatío indicó que "Monza es dentro de sólo una semana, así que a ver si tenemos noticias para Singapur".

El mexicano negó haber tenido nuevos 'problemas' con su joven compañero francés Esteban Ocón -octavo en el Mundial, once puntos por detrás suya-, con el que se ha visto envuelto en varias polémicas en lo que va de temporada y con el que se tocó en la salida de la última carrera, en Hungaroring, en las afueras de Budapest.

"Lo que pasó en Hungría fue un incidente menor. Ni siquiera lo comentamos", precisó 'Checo', que debutó en 2011 con Sauber, escudería con la que en su segunda temporada logró dos segundos puestos, en Malasia y en Italia, además de acabar tercero en Montreal (Canadá). Lo que le valió para dar el salto a McLaren, escudería que no brilló en exceso en 2013 y con la que su mejor posición fue una quinta, en el Gran Premio de India.

Desde 2014 pilota para Force India, escudería para la que logró sus otros cuatro podios en F1, siempre en el tercer escalón del 'cajón': los de Bahrein, ese año; Rusia, en 2015; y Mónaco y Baku (Azerbaiyán), la temporada pasada.

"Los 'rookies' (debutantes) llegan cada vez mejor preparados a la Fórmula Uno; y sobre todo, él", explicó 'Checo', en referencia a Ocon, de veinte años, que se estrenó en la categoría reina precisamente en Spa, hace justo uno, a bordo de un Manor.

"A él se le apreció desde el principio lo preparado que venía, pero será un reto y un estímulo volver a medirnos, en una pista que él ya conoce", indicó.

"No le tengo miedo a nadie. Yo me centro en mi carrera y casi siempre suelo acabar por delante de él", precisó el mexicano, que, posteriormente, bromeó con las televisiones, a las que comentó que en vacaciones "no funcionaban los celulares", por lo que no pudo hablar con nadie y por lo que aún no tiene ningún acuerdo cerrado.

Admitió, asimismo, que será emocionante pilotar en el bello circuito de las Árdenas esta temporada con los nuevos monoplazas, aunque no precisamente en su punto más emblemático, la curva Eau Rouge.

El piloto mexicano Sergio Pérez, de Force India, participa en la primera sesión de entrenamientos libres en el circuito de Spa-Francorchamps, Bélgica. Fotos: EFE

"Eau Rouge la podría subir hasta mi abuelita, con estos coches", comentó, entre risas, 'Checo', que entre sus cuatro mejores posiciones en parrilla -todas ellas en el cuarto puesto- cuenta dos de ellas precisamente en Bélgica, donde los últimos dos años concluyó la carrera en quinta posición.

Preguntado sobre si este fin de semana puede llegar la hora de un nuevo podio, el espectacular piloto tapatío respondió que "ojalá".

"El podio parece estar lejos, pero nunca se sabe qué puede pasar. En el pasado hemos sido fuertes aquí y nos hemos acercado al podio", recordó Sergio Pérez.

"El ritmo que tuvimos durante los últimos años fue muy bueno, así que ojalá que lo hagamos bien de nuevo aquí", respondió a Efe este jueves, en el circuito de Spa-Francorchamps, 'Checo' Pérez.