El gobierno de Quintana Roo intensificó sus acciones para limitar la movilidad en Cancún. Foto: Archivo
El gobernador Carlos Joaquín González anticipó que se llevarían a cabo diferentes acciones en las ciudades de Cancún y Playa del Carmen

El gobierno de Quintana Roo intensificó sus acciones para limitar la movilidad en Cancún con diferentes acciones  que incluyeron impedir el acceso a la zona del “Crucero”, el cierre de calles y establecimientos comerciales.

Por la mañana, el gobernador Carlos Joaquín González anticipó que se llevarían a cabo  diferentes acciones en las ciudades de Cancún y Playa del Carmen, pues la mayoría de los casos positivos al COVID-19 y los decesos se concentran en los municipios de Benito Juárez y Solidaridad.

Alrededor del medio día, la Secretaría estatal de Seguridad Pública desplegó un amplio operativo coordinado con la dirección de Tránsito municipal para invitar a la población a desalojar la zona del “Crucero”.

El operativo incluyó la invitación para el cierre de negocios “no esenciales” en la avenida López Portillo, la Kabah y la Nichupté.

Asimismo, poco antes de las 2 de la tarde se cerró la circulación en la avenida Bonampak, desde la avenida López Portillo y hasta el llamado distribuidor vial del bulevar Colosio.

Se trata de un tramo de varios kilómetros que limitará el acceso a los desarrollos Puerto Cancún, la zona hotelera y Malecón Tajamar.

Además, las autoridades preparan el cierre de otras vialidades por espacio de 4 horas.

En entrevista telefónica para el noticiero matutino de radio Turquesa, el gobernador Carlos Joaquín González, recordó que Quintana Roo se encuentra en etapa de dispersión comunitaria del COVID-19.

“Es tiempo de extremar las medidas necesarias para desacelerar el proceso de contagio, proteger tu salud, la de tus seres queridos y evitar saturar nuestra capacidad hospitalaria. ¡Quédate en casa!” insistió el gobernador Carlos Joaquín.

(Con información de Quinta Fuerza y Palco Noticias)