Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la Ciudad de México | Foto: Cuartoscuro
Morena necesita un gran acuerdo de gobernabilidad democrática, dijo el líder del partido

CIUDAD DE MÉXICO.- Claudia Sheinbaum no tiene nada que ver ni está participando en la renovación de la dirigencia de Morena, afirmó Alfonso Ramírez Cuéllar, presidente Nacional de Morena.

En entrevista en programa con Ciro Gómez Leyva, señaló que tiene muy buena relación de amistad y respeto con el canciller Marcelo Ebrard y con la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum.

"Ella no tiene nada que ver ni está participando para nada, la pelea es ¿por qué la sentencia del Tribunal para favorecer a determinadas personas cuando las leyes son universales, impersonal, debe de beneficiar a todos? ¿Por qué se violenta nuestro estatuto y por qué se asalta la institucionalidad partidaria?", dijo.

Ramírez Cuéllar comentó que la sentencia del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) obligando al INE a cambiar la convocatoria para la renovación de la dirigencia nacional metió en muchos problemas a Morena.

Reconoció que el partido es víctima de sus propios desgastes.

"Estamos ante a una situación de muchísima inestabilidad, nunca se había visto una actitud ni ofensiva judicial contra un partido político. Creo que Morena es víctima de sus propios desgastes, pero también de un asedio sin precedentes por parte de las autoridades judiciales y administrativas electorales", comentó.

Agregó que Morena necesita un gran acuerdo de gobernabilidad democrática y restablecimiento de la institucionalidad.

"Son dos elementos fundamentales para poder levantar y reconstruir un gran partido, es el paso más importante que debemos de dar. 

El desenlace de lo que está haciendo el Tribunal y el INE, pues solamente está fracturando mucho más", indicó.

Ayer martes, la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ordenó al Instituto Nacional Electoral (INE) modificar la convocatoria que elaboró para la renovación de la dirigencia nacional de Morena, y que garantice el principio de paridad de género.

Además, le exigió que fundamente y motive por qué se llevará a cabo una encuesta de reconocimiento, con la finalidad de eliminar candidatos y que al final, en el sondeo en que se definirá la nueva dirigencia, solamente participen seis aspirantes para la presidencia nacional y seis para la secretaría general.