Internet / Especial
El gobierno se comprometió con la coordinadora a que los maestros puedan conocer y participar sobre la elaboración de las leyes secundarias

El presidente Andrés Manuel López Obrador rechazó que la demanda de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) sea el control para el tráfico de plazas de maestros; dijo que el principal problema de la desconfianza y la falta de información de la iniciativa para cancelar la reforma educativa.

"Tenían desconfianza y hacía falta más información, y se aclaró y se avanzó bastante" en el diálogo que encabezó ayer (jueves) el gobierno federal con la sección 22 de la coordinadora.

Luego de que su gabinete se reunió con los maestros, el Presidente aclaró que las protestas no fueron por el control de plazas.

"Se decía que buscaba regresar a la venta de plazas al tráfico de plazas de maestros. Ayer dejaron de manifiesto que es un asunto secundario, que no tienen ningún reclamo a cerca de lo que plantea la reforma constitucional, quieren estar atentos a las leyes secundarias, porque no puede todo estar en la constitución", dijo.

El gobierno se comprometió con la coordinadora a que los maestros puedan, no solo la sección 22, conocer y participar sobre la elaboración de las leyes secundarias y de los ordenamientos que derivan de la reforma constitucional por la educación.