Foto: Especial
El Sistema de Alerta Sísmica (SAS), depende del Centro de Instrumentación y Registro Sísmico (CIRES), la cual es una Asociación Civil que tiene el auspicio del Gobierno del Distrito Federal, Y detecta las ondas sísmicas conocidas como superficiales, que son las más dañinas

CIUDAD DE MÉXICO.- La alerta sísmica juega un papel central en el desalojo de edificios de oficinas, escuelas y hogares, antes de un temblor.

Al sonar, las personas ya saben que deben desalojar el inmueble pues es inminente que ocurrirá un sismo en los próximos segundos. La alerta es capaz de salvar millones de vidas al avisar que viene un sismo, pero alguna vez te has preguntado cómo funciona.

El Sistema de Alerta Sísmica (SAS), mejor conocido como Alerta Sísmica, depende del Centro de Instrumentación y Registro Sísmico (CIRES), la cual es una Asociación Civil que tiene el auspicio del Gobierno del Distrito Federal.

Dicha alerta, tiene como objetivo detectar sismos importantes originados en la costa del Estado de Guerrero, y avisar al menos 50 segundos antes de que el movimiento alcance a la Ciudad de México.

Este sistema detecta las ondas sísmicas conocidas como superficiales, y que son las más dañinas. En promedio, las ondas viajan a una velocidad de entre 3.5 y 4.0 Km/segundo, el tiempo que les toma recorrer los 300 Km que hay entre las costas de Guerrero y el Distrito Federal es entre 75 y 85 segundos.

Luego de que se registra el sismo, se hace un estimado de su potencial tamaño y se transmite un mensaje de alerta, el cual llega 50 segundos antes de que lleguen las ondas sísmicas superficiales a la Ciudad de México.

Las costas del Estado de Guerrero
El sistema se instaló en este sitio debido a que se encuentra la Brecha Sísmica de Guerrero, además, en este lugar no ha ocurrido un sismo mayor a 7.5 desde 1911. Entre 1889 y 1911 se registraron cuatro sismos con magnitudes entre 7.5 y 7.7.

Por lo tanto, la Alerta Sísmica sólo funciona en la costa de Guerrero, se activa con movimientos mayores a los 6 grados. Se transmite por estaciones de radio y canales de televisión, y también, está instalada en escuelas y edificios públicos.

Existen dos tipos de alertas que se comparten con las autoridades de Protección Civil: Alerta Pública, que aplica para sismos con efectos fuertes; y Alerta Preventiva, para sismos moderados.

Más información en cires.org.mx