Situación. En el 2017 Coahuila ejercerá casi 11 millones de pesos para apoyar a los migrantes mexicanos. Foto: Especial
Son casi 11 mdp que irán para apoyo de los migrantes, mismos que Coahuila utilizará para diversos programas que ayuden a este grupo minoritario

Durante el 2017, Coahuila ejercerá casi 11 millones de pesos del Fondo de Apoyo a Migrantes, los cuales podrán gastarse en capacitación para auto empleo, o bien para el transporte de retorno al lugar de origen de los repatriados.

De acuerdo con autoridades y organizaciones civiles, Coahuila es una de las entidades con menos repatriaciones en promedio; las entidades más receptoras de connacionales son en ese orden: Baja California, Sonora y
Tamaulipas.

Debido a que durante 2015 y 2016 el número de repatriados por la frontera con Coahuila aumentó considerablemente, a Coahuila le correspondieron mayores recursos en 2017 para la atención a migrantes.

En total le correspondieron 10 millones 903 mil 286 pesos que podrán destinarse en apoyar con pasaje terrestre a los connacionales que fueron regresados de los Estados Unidos, hasta con 2 mil pesos, para llegar su lugar de origen.

Debido a que el Fondo no sólo se distribuye en entidades de la frontera, sino en aquellas que son expulsoras de migrantes, se consideran apoyos para generar actividades productivas de auto empleo hasta por 30 mil pesos, apoyo a familias también hasta con 30 mil pesos para cada uno de ellos, y apoyo a grupos.

ALBERGUES BENEFICIADOS

Aunque no está claro con cuánto se puede apoyar a los albergues, de acuerdo con las reglas de operación del fondo, esto también está considerado, siempre y cuando estos albergues den un apoyo de resguardo de los migrantes.

A nivel nacional el Fondo de Apoyo a Migrantes tiene 263 millones de pesos que fueron repartidos en todas las entidades del país, con base en datos de entidad de origen y también a entidad que los recibió en la frontera.

Las entidades que más fondos alcanzaron fueron Michoacán, Baja California, Guerrero, y Oaxaca, con entre 19 y 21 millones de pesos, la mayoría fue ser entidades expulsoras de migrantes.

UNA SITUACIÓN PRECARIA

Alberto Xicoténcatl, director de la Casa del Migrante de Saltillo, dice que en la mayoría de las ocasiones, la actuación del INM deja mucho que dejar para los refugiados, ‘’Aunque la ley dice que México debería proveer necesidades básicas, sin embargo, la gente pide refugio y puede vivir a la intemperie de no existir organizaciones como esta.

La ley también dice que con sólo el hecho de pedir refugio, ya pueden conseguir un derecho a pedir trabajo, pero al no ser otorgado, se ven en la necesidad de pedir dinero a las afueras de las instituciones para enviar a sus familias y es por eso que vemos a mucha gente en la calle. Muchos de ellos son solicitantes a refugio’’.