Foto: Tomada de Internet
“Ese pollo (Ricardo Anaya) llegó desplumado a la contienda, no lo vemos como un contendiente serio”, señaló Enrique Ochoa

Comenzaron las precampañas para las elecciones de 2018 y con ellas los debates y declaraciones para que los candidatos expongan sus ideas y plataforma política; sin embargo, los políticos en sus últimos discursos han utilizado algún mote para referirse a su contrincante.

En la semaña Andrés Manuel López Obrador, candidato por Morena, se refirió a Ricardo Anaya (Por Mexico al Frente) y José Antonio Meade (PRI) como unos “pirrurris”.

Esta delcaración la hizo durante un recorrido por los municipios mexiquenses de Tenango de Arista, Villa Guerrero y Almoloya de Juárez.

Luego de las criticas, el abanderado de Morena dijo que ya no los llamará así, sin embargo, dijo que ahora se referiría a ellos como los “candidatos fresas”.

“Anaya y Meade son ‘muy pirruris’, son candidatos de la ‘mafia del poder’, que no conocen el país, no les da el sol, están blancos ‘puxhos’ y se la pasan todo el tiempo en la Ciudad de México, aseveró el líder de Morena, AMLO.

Por su parte, el líder nacional del Partido Revolucionario Instirucioanl (PRI), en conferencia de prensa indicó que el tricolor no ve al líder panista, respecto a Anaya, como un contendiente serio.

“Ese pollo (Ricardo Anaya) llegó desplumado a la contienda, no lo vemos como un contendiente serio”, señaló.

Ante estas declaraciones, el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, convocó a los gobernadores del país a elevar el nivel del debate y propiciar la aplicación del Estado de derecho durante el proceso electoral 2018.

En su último discurso como presidente de la Conago, deseó que quienes busquen el voto el próximo año no traten de convencer “con una retórica inflamable”, sino con acciones, experiencia, capacidad, diálogo y acuerdos.