Pérdidas materiales. El joven conductor deberá hacerse cargo de los daños ocasionados.
El conductor presentaba golpes y cortadas en el rostro, pero no eran de consideración por lo que no hubo necesidad de llevarlo a ningún hospital

El estado de ebriedad de un joven al volante fue la causa de que perdiera el control del vehículo que conducía y terminara estrellado contra una luminaria cuando circulaba la madrugada de ayer sobre Luis Echeverría Álvarez entre la Fragua y Nazario Ortiz Garza.

Alrededor de la 1:00 de la madrugada, el personal de la Policía de Transito Municipal acudió al mencionado lugar donde se había reportado el siniestro con una persona aún en el interior del vehículo Nissan Tsuru color azul.

NO FUE GRAVE

En el sitio también arribó personal paramédico de la Cruz Roja, que atendió a Francisco Israel Alexander L., de 19 años.

El conductor presentaba golpes y cortadas en el rostro, pero no eran de consideración por lo que no hubo necesidad de llevarlo a ningún hospital.

Una vez que se descartó alguna lesión grave, el joven fue detenido y subido a la patrulla para ser llevado a las instalaciones de la Policía Municipal para deslindar responsabilidades.

El vehículo fue llevado con uso de grúa a un corralón de la ciudad, donde permanecerá hasta que se paguen los daños ocasionados por Francisco Israel.