La responsabilidad de regiomontanos ha sido planteada en la investigación que lleva la Fiscalía de Coahuila

Monterrey, Nuevo León.- El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, admitió que la investigación sobre el incendio de la sierra de Santiago mantiene como sospechosos a una familia de regiomontanos.

En rueda de prensa, en el marco de una visita a la zona del desastre, El Bronco señaló que la responsabilidad de regiomontanos ha sido planteada en la investigación que lleva la Fiscalía de Coahuila.

“Ya está trabajando la Fiscalía de Coahuila con la Fiscalía nuestra, de Nuevo León en las investigaciones; ya hay evidencias que marcan que es una familia residente de Nuevo León”, compartió el jefe del ejecutivo estatal.

Resaltó que no puede brindar muchos detalles por la secrecía del caso, que actualmente mantiene abierto el vecino estado.

Añadió que no quiere entorpecer el desarrollo de las investigaciones que podrían ayudar a dar con los responsables.

Mencionó que el estado hará la evaluación de los daños y si llegara a concluirse que hay delito que se restituya el monto de los mismos.

El incendio forestal comenzó en la zona de La Pinalosa, en Arteaga, Coahuila y no tardó en extenderse al área de San José de las Boquillas, Nuevo León.

Cifras preliminares hablan de una afectación de unas 8 mil hectáreas.