Joaquín Guzmán Loera 'El Chapo' / Foto: Especial
Joaquín Archivaldo Guzmán Loera tuvo un tercer sueño de fuga. Indicios recogidos por inteligencia mexicana revelan que sí iba a intentar escapar otra vez

Miguel Ángel Osorio Chong, ex Secretario de Gobernación, confirmó que sí había informes de inteligencia que decían que “El Chapo” se iba a fugar por tercera vez.

“Me llegaban con información de movimientos inusuales. Empezaban los sistemas de inteligencia a hacer ruido. Se decidió que se le cambiara. Nos decidimos por Chihuahua. Había indicios. Por eso se hizo el cambio”, dijo Osorio Chong en entrevista con Alejandro Páez Varela y Álvaro Delgado Gómez, de Radio Centro.

“¿Se aceleró la extradición para evitar su fuga?”, cuestionó Delgado Gómez. “No fue ese el motivo. Tenemos tratados con Estados Unidos. Ya había un proceso muy largo. Cuando se presentó la oportunidad, cumplimos con el acuerdo”, contestó el priista.

Este diario informó ayer que Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, conocido como “El Chapo”, estaba planeando su tercera fuga en 2016, pero lo detectaron.

De acuerdo con información que Notimex obtuvo de Eduardo Guerrero Durán, quien custodió a Guzmán hasta que fue entregado a los Estados Unidos, el “Capo” ya contaba con un plan de escape cuando regresó al Altiplano, en el Estado de México.

En la penitenciaría se escuchaban ruidos y Joaquín Archivaldo oprimía muchas veces la palanca del baño para generar vibraciones en el piso. Por eso es que autoridades realizaron un estudio y detectaron un nuevo túnel.

Para concluir con el sueño de escape, Guzmán Loera fue conducido hasta el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) 9, en Ciudad Juárez, Chihuahua.

Notimex tuvo acceso a imágenes inéditas de la madrugada en que “El Chapo” dejó tierras mexiquenses para llegar a la frontera norte de México.

El video muestra a Guzmán esposado de piernas y manos, portando su uniforme de reo. Ayer, más de tres años después de aquel traslado, “El Chapo” recibió la cadena perpetua en los Estados Unidos.

La carrera criminal de Joaquín “El Chapo” Guzmán ha llegado a su fin. Un juez de Nueva York le ha dictado sentencia: cadena perpetua. El famoso criminal mexicano muy posiblemente morirá en una prisión de Estados Unidos.

Miguel Ángel Osorio Chong, senador del PRI | Foto: Especial

“El Chapo”, de 62 años, ya había sido declarado culpable en febrero por un jurado de los 10 cargos que enfrentó, incluida la participación en una empresa criminal continuada y los cargos de tráfico de drogas, entre otros. El veredicto de culpabilidad resultó en una sentencia obligatoria de cadena perpetua sin libertad condicional.

Poco antes de ser sentenciado, Guzmán le dijo el miércoles al juez de Distrito Brian Cogan que a él se le negó un juicio justo. Dijo que Cogan no investigó a fondo las denuncias de conducta inapropiada del jurado en el caso.

Desde su extradición en 2017, “El Chapo” ha estado generalmente aislado del mundo exterior. Conscientes de su historial de fugas de prisiones mexicanas, las autoridades estadounidenses le han mantenido en aislamiento en una cárcel de Manhattan y vigilado de cerca en sus comparecencias en el tribunal de Brooklyn donde se ha instruido su caso.

Los expertos dicen que “El Chapo” probablemente terminará en la prisión “Supermax” del Gobierno federal en Florence, Colorado, conocida como la “Alcatraz de las Rocallosas”.

A la mayoría de los reclusos de Supermax se les da un televisor, pero su única vista real del mundo exterior es una ventana de 10 centímetros (4 pulgadas). Tienen una interacción mínima con otras personas y reciben todos sus alimentos en sus celdas.

La prisión ADMAX Florence, situada a unas dos horas al sur de Denver, alberga a reclusos infames que van desde terroristas hasta mafiosos, quienes pasan la mayor parte de sus días en aislamiento en pequeñas celdas de concreto.

Estos peligrosos -y famosos- reclusos podrían ser algunos de los vecinos de “El Chapo” si efectivamente es enviado a la “Alcatraz de las Rocosas”.