Oficializan. El expresidente fue sentenciado a 25 años de prisión en 2009, por lesa humanidad. / EFE
La sentencia también pena el secuestro agravado del periodista, Gustavo Gorriti, y del empresario pesquero, Samuel Dyer

LIMA.- Seis de los 7 miembros del Tribunal Constitucional de Perú votaron ayer, por rechazar el habeas corpus presentado por la defensa del expresidente Alberto Fujimori (1990-2000) que pedía anular la condena de 25 años de prisión dada en 2009, por su responsabilidad en delitos de lesa humanidad.

El abogado William Paco acudió al Constitucional luego de que en septiembre, la jueza María Niño Palomino, del 43 Juzgado Penal de Lima, declaró infundado el habeas corpus por supuesta violación al debido proceso en la sentencia sobre la responsabilidad del exjefe de Estado en las matanzas de 9 estudiantes y un profesor de la Universidad La Cantuta en 1992, y de 15 personas en un solar de Barrios Altos, en Lima en 1991 por el Grupo Colina. 

Dicho grupo estaba formado por miembros del Ejército y realizaba operaciones de detención y desaparición de personas, alegando que era parte de la lucha contrasubversiva.

La sentencia también pena el secuestro agravado del periodista, Gustavo Gorriti, y del empresario pesquero, Samuel Dyer, quienes fueron retenidos en 1992, en los sótanos del Servicio de Inteligencia Nacional. Gorriti había hecho públicos los vínculos de Montesinos con el narcotráfico y su papel como jefe de facto de las fuerzas armadas y del servicio de inteligencia, y no solo de asesor, como afirmaba el Mandatario.

Los magistrados tomaron la decisión 6 días después de haber escuchado en una audiencia al defensor de Fujimori, quien demandó a César San Martín, expresidente de la sala Especial de la Corte, y a los otros jueces que condenaron en diversas instancias a Fujimori a la pena de 25 años por delitos de lesa humanidad.

La sentencia de 2009, lo encontró culpable como autor intelectual y cómplice de los asesinatos de La Cantuta y Barrios Altos.

Y LA CANDIDATA
Mientras que Keiko Fujimori, candidata a la Presidencia, señaló que de llegar al poder no usará su influencia, sino que respetará el marco legal respecto a la libertad de su padre. © EL PAIS, SL. Todos los derechos reservados