Foto: Especial
Organizaciones civiles e integrantes del colectivo Cero Desabasto denunciaron que de las 431 millones de recetas emitidas por el IMSS en 2020, 21 millones no fueron surtidas de forma completa o total

CIUDAD DE MÉXICO.- Organizaciones civiles e integrantes del colectivo Cero Desabasto, integrado por agrupaciones de pacientes con diversos padecimientos, alertaron sobre una crisis en la administración de medicamentos, que se agudizó durante el último año en las instituciones públicas de salud tras las llegada de la pandemia de covid-19.

Lo anterior se expresa en 23 mil quejas interpuestas en los últimos dos años ante diversos organismos de derechos humanos, subsistemas de salud y comisiones de arbitraje médico, puntualizaron.

De acuerdo con un pronunciamiento firmado por 47 colectivos y organizaciones no gubernamentales, el año pasado se incrementó considerablemente el número de recetas sin surtir para pacientes que no padecen coronavirus, mientras que entre 2019 y 2020 las consultas por cualquier enfermedad disminuyeron 107%, lo que representa 45 millones menos.

Y en el caso de las consultas por cáncer, el número de recetas sin surtir fue 131% menos que el año anterior.

En lo que respecta al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el año pasado emitió 431 millones de recetas, de las que 21 millones “no fueron surtidas de forma completa o fueron negadas en su totalidad”.

Las organizaciones y el colectivo abundaron que entre 2019 y 2020 el surtimiento efectivo o completo de recetas a nivel nacional en el IMSS cayó seis puntos porcentuales, al pasar de 98 a 92%, respectivamente, “lo que equivale a un aumento de 11 millones de recetas no surtidas a derechohabientes”.

Agregaron que del programa “Tu Receta es tu Vale”, del IMSS, “ocho de cada 10 vales no fueron canjeados por pacientes en 2020, con un total de 2.3 millones de vales surtidos efectivamente en el año, dejando en claro la falta de alternativas institucionales al problema de desabasto”.

En el caso de la Secretaría de Salud, no se surtió el 25% de las recetas de forma efectiva en las unidades de primer nivel de atención en el país, lo que prueba que “el desabasto de medicamentos en México es una realidad transversal, que impacta con mayor fuerza a los grupos vulnerables y se encuentra en uno de los puntos más críticos de los últimos años”.

En el pronunciamiento, el colectivo Cero Desabasto exigió “respeto a nuestras necesidades legítimas de acceso a tratamientos, las cuales están bien documentadas” en al menos 23 mil quejas presentadas en subsistemas de salud, comisiones de derechos humanos y comisiones de arbitraje médico, pero “sólo un puñado de casos han sido solucionados o, en el peor escenario, retribuidos post mortem”.

Para las personas con diversos padecimientos, es “incomprensible la actitud del gobierno de la República al tratar de desvirtuar las demandas de miles de pacientes que requerimos una atención médica, oportuna y de calidad”.

Consideraron “contradictoria la posición humanista del actual gobierno, cuando ha dejado en el desamparo a millones de personas en una de las peores crisis humanitarias y sanitarias de la historia”.

Tras solicitar un diálogo con el gobierno, el colectivo Cero Desabasto llamó a diseñar una estrategia “para robustecer el Sistema Nacional de Salud, siempre poner en el centro la salud y acceso a medicamentos de las y los pacientes”, así como “cesar el menosprecio y la politización de las quejas y las demandas legítimas de los grupos de los pacientes y sus familias”.

También demandó un diálogo permanente y transparente entre la ciudadanía y las autoridades de todos los subsistemas de salud para atender el problema del desabasto, y consideró necesario “disponer cuanto antes de los medicamentos urgentes y de alto costo cuya falta vulnera la salud o ponen en riesgo de padecer complicaciones a pacientes que viven con cáncer, enfermedades autoinmunes postrasplantadas y enfermedades de baja prevalencia, entre otras”.

Entre los colectivos de pacientes y organizaciones sociales destacan Alianza Ciudadana por la Salud; Alzheimer México; Asociación contra el Cáncer Cervicouterino; Asociación de Salud y Bienestar Social de la Mujer y su Familia; Asociación Mexicana de Fibrosis Quística; Médicos e Investigadores en la Lucha contra el Cáncer de Mama; Nosotrox; PODER-Proyecto sobre Organización, Desarrollo, Educación e Investigación, y Fundar, Centro de Análisis e Investigación, entre otros.