Tomada de Twitter
Al ser cancelada la serie entre los pingos y Algodoneros en el estadio Alfredo Harp Helú, los partidos entre ambas novenas podrían llevarse acabo en Saltillo

La contingencia ambiental que vive la Ciudad de México obligó a que la serie entre Diablos Rojos y Algodoneros Unión Laguna se cancelara en su totalidad, inculyendo el duelo de hoy, por lo que la LMB ya trabaja en las medidas que se tomarán para la serie ante Saraperos, la cual inicia el día de mañana viernes 17 de mayo.

“La Liga Mexicana de Beisbol informa que, de común acuerdo con los clubes Algodoneros de Unión Laguna y Diablos Rojos del México, se cancela el juego entre ambos equipos previsto para este jueves a las 19:00 horas en el Estadio Alfredo Harp Helú.

“La Comisión Ambiental de la Megalópolis informó que la calidad del aire continúa siendo mala en la alcaldía Iztacalco, por lo que mantiene la contingencia ambiental extraordinaria a las 15:00 horas del 16 de mayo de 2019.

“Debido a que el club Algodoneros de Unión Laguna ya no visitará a Diablos Rojos dentro del rol de temporada regular, los tres juegos de esta serie quedan oficialmente cancelados, por lo que no contarán para el porcentaje G/P de ambos equipos.

“En breve se informará a los aficionados sobre el protocolo para la serie entre Saraperos de Saltillo y Diablos Rojos, programada para este fin de semana”, menciona el boletín de la LMB.

Fue alrededor de las 18:00 horas de ayer cuando se decidió que la programación de la serie se mantendría igual, por lo que el “playball” podría no cantarse para el primero de la serie entre Diablos y Saraperos.

“La serie entre @OficialSarapero y @DiablosRojosMX se mantiene conforme al Calendario 2019 de la LMB. Nos mantendremos atentos a las condiciones atmosféricas en la CDMX. Alrededor de las 13:00 horas se dará una resolución sobre el juego de este viernes #LaLigaMeEmociona”, posteó la cuenta oficial de la pelota mexicana.

 

Desde el martes se vive una contingencia extraordinaria derivada de altos niveles de partículas PM 2.5 ocasionadas sobre todo por 130 incendios en el Estado de México y 66 en la Ciudad de México en los últimos cuatro días. Los pronósticos no son muy alentadores para disipar los contaminantes.

Viento débil, temperaturas de 28 a 31 grados y la falta de lluvia no ayudan a que la calidad del aire mejoren; por ello, los partidos entre Saltillo y México corren riesgo.