Foto: Internet
Directivos de la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo en Nuevo León admitieron que el 25 por ciento de las casi 700 gasolineras que operan en la entidad no tienen Magna para surtir

Monterrey, Nuevo León.- Aunque autoridades locales descartaron un desabasto de combustibles en el estado, este martes, los automovilistas vivieron un verdadero calvario de largas filas y gasolineras cerradas para poder cargar gasolina.

En un recorrido realizado por distintas estaciones de servicio de Monterrey y su área metropolitana se pudo constatar la situación que priva desde el fin de semana, pero que se agravó desde la noche del lunes.

En rueda de prensa, directivos de la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo en Nuevo León admitieron que el 25 por ciento de las casi 700 gasolineras que operan en la entidad no tienen Magna para surtir, que la Premium no hay desde hace semanas y que las estaciones con diesel operan al 100 por ciento.

Carlos Guerra, director de Onexpo y Mauricio González, tesorero de la misma organización así como el diputado federal Víctor Pérez comentaron que la situación se deriva de los cambios de logística en la repartición de hidrocarburos así como las recientes compras de pánico.

Guerra contó que los cambios implementados a nivel federal para contrarrestar el “huachicoleo” han originado las dificultades.

“La estrategia es hacer cambios en el aspecto logístico del traslado de los combustibles. Eso ha venido a generar cierto grado de inquietud”, sostuvo.

Indicó que la gente trae el antecedente de lo que ha estado pasando en el centro del país y por eso ha crecido la demanda por el temor a quedarse sin gasolina.

“Es un efecto natural con el afán de no quedarse sin combustible”, detalló.

También afirmó que por las nuevas disposiciones de reparto la terminal de Santa Catarina, que abastece al 60 por ciento de las gasolineras en la entidad, está trabajando más lento.

Sin embargo, los directivos comentaron que a más tardar para el fin de semana la situación en la entidad podrá estar regularizada.

Descartaron afectaciones a la industria local o al transporte de carga porque dijeron que las estaciones que expenden diesel el 100 por ciento tienen producto.

DESCARTAN DESABASTO.

Manuel González, Secretario General de Gobierno y Judith Díaz, coordinadora de programas sociales en Nuevo León establecieron que el problema quedará resuelto en breve y lo atribuyeron los problemas de logística en el reparto de hidrocarburos.

“Es un problema de logística y tiene origen en la distribución”, afirmó González.

Por su parte, Díaz exhortó a la población a no realizar compras de pánico para no agravar la situación.

“Este es un asunto temporal de logística y lo que queremos pedir a todos los ciudadanos es que no hagan compras de pánico, que no nos alarmemos entre nosotros mismos, no hay desabasto”, destacó.

Además González defendió la estrategia implementada por el presidente, Andrés Manuel López Obrador para combatir el huachicoleo.

“Bien vale la pena estos días que hemos tratado de regularizarlo en aras de proteger”, puntualizó.

Por su lado, automovilistas entrevistados también respaldaron las medidas implementadas por el gobierno federal en contra del “huachicoleo”.

“Nos está costando a todos. Ya le tocó a Monterrey, son largas filas. Lo positivo es que se está luchando contra un cáncer de años”, opinó Mario Contreras.

No se descarta racionalización

En caso de que las compras de pánico no se controlen en Nuevo León, la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo) están pensando en la racionalización de la gasolina.

Carlos Guerra, presidente del organismo advirtió lo anterior, en rueda de prensa.

Sin embargo, compartió que están analizando la medida porque piensa en la reacción que podría tener la gente.

 “Estamos analizando si esto es conveniente o no”, señaló

Mencionó que aún no tienen una fecha definida para esta determinación y apeló a la conciencia de los consumidores.

Desde la noche del lunes se ha  disparado el consumo  en Monterrey y su área metropolitana que aunado a una problemática en la logística han derivado en un desabasto en algunas estaciones.

Se estaría considerando vender entre 30 o 40 litros.

El tesorero de la Onexpo, Mauricio González dijo que en Nuevo León normalmente se venden al día 10 millones de litros entre diesel, gasolina Premium y Magna así como turbosina, de mayoreo y menudeo.

Actualmente, el 25 por ciento de estaciones de servicio, de las 700 que hay, no tienen Magna, el 50 por ciento carecen de Premium, y diesel hay en el 100 por ciento.