Lesión. Pedro sufrió un par de golpes por la caída, pero nada de gravedad. | Foto: ULISES MARTÍNEZ
Dijo a los paramédicos no querer ser atendido

Renuente y grosero se comportó Pedro, cuando intentaban auxiliarlo luego de sufrir un ataque convulsivo.

El individuo es el lava carros que trabaja en  Emilio Carranza entre Lerdo de Tejada y Juan Álvarez.

Cerca de las 08:45 horas, personal de la Policía Preventiva Municipal asignado a la zona centro acudió al lugar mencionado, donde se reportaba una persona tirada y golpeada.

LLEGA AL APOYO

Al llegar se confirmó que Pedro había sufrido un ataque convulsivo y al momento de caer se golpeó la cabeza a la altura de la ceja derecha y tenía una lesión en la mano del mismo lado.

Los uniformados llamaron al 911 solicitando una ambulancia, canalizando la llamada a las instalaciones de la Cruz Roja de donde se envió a los socorristas quienes llegaron en pocos minutos.

Los paramédicos pidieron a Pedro permiso para atenderlo, pero con gestos de molestia dijo no querer ser atendido y así durante varios minutos, por lo que no hubo manera de hacerlo cambiar de opinión.