Archivo
Esta decisión era “impostergable”, pero no se pensó en cómo iba a trastocar la vida cotidiana de los ciudadanos y de las empresas

Gustavo de Hoyos, presidente de la Coparmex, reiteró su respaldo a la estrategia del presidente Andrés Manuel López Obrador para combatir el robo de gasolina, sin embargo, dijo que plan carece de una buena planeación, por lo que urgió que se analice la logística.

"Felicitamos, aplaudimos y respaldamos la decisión política del presidente de la república para combatir el comercio ilegal de combustibles; sin embargo, hay que decir que la planeación e instrumentación de la decisión ha sido desastrosa”.

En entrevista consideró que esta decisión era “impostergable”, pero no se pensó en cómo iba a trastocar la vida cotidiana de los ciudadanos y de las empresas, y que no se analizaron los efectos.

"En lugar de permitir un tránsito hacia la normalización ha generado desconfianza, pánico en casos extremos. Y lo que hoy tenemos es una afectación a la vista de todos, en primer término, de los ciudadanos al transportarse por sus propios medios y en segundo término llegando a una afectación a los trabajadores”.

El presidente de la Coparmex señaló que, de no resolverse el problema del suministro de combustible en los próximos días, se podría pasar a una situación crítica que pudiera afectar más el traslado de productos.

"En la medida que pasan los días pasamos a una afectación grave entre los ciudadanos. Estamos encontrando que hay productos que no se están restableciendo porque no hay capacidad de llevarlos por la carencia de combustible”.