La Torre Eiffel se unió al agradecimiento general de los franceses los médicos, enfermeras, paramédicos que están dando la batalla al COVID-19 en Francia. Con un mensaje que podía leerse a gran distancia que decía "Merci", "gracias en español" el monumento emblemático de París se iluminó ayer.

Los trabajadores de salud de Francia, que enfrentan uno de los peores brotes de coronavirus en el mundo, recibieron ayer en la noche una gran muestra de gratitud con la ayuda de la Torre Eiffel.

Las luces deletreaban "Merci" (Gracias, en francés) y “Stay at home” en inglés (Quédense en casa) junto con la acostumbrada iluminación de la torre.

La muestra de solidaridad que comenzó a las 8 p.m. (1900 GMT) coincidió con el momento en que los ciudadanos encerrados en toda Francia vitorean y aplauden desde sus ventanas y balcones en apoyo de médicos y enfermeras.

La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, dijo que el espectáculo de luces tendrá lugar todas las noches en la torre de 324 metros de altura.

Los hospitales franceses registraban casi 2,000 muertes relacionadas con el virus hasta el viernes. Los trabajadores de salud pasan apuros para atender a un número cada vez mayor de pacientes, incluidos casi 3,800 en cuidados intensivos.

Para la mayoría de las personas, el coronavirus causa síntomas leves o moderados, como fiebre y tos que desaparecen en dos o tres semanas. Para algunos, especialmente los adultos mayores y las personas con problemas de salud preexistentes, puede causar enfermedades más graves, como neumonía, e incluso la muerte.

La palabra "Merci", la palabra francesa para "Gracias", está estampada en la Torre Eiffel a medida que el número de muertos por coronavirus de Francia continuó aumentando, en París. Foto: AP

* Se une a los aplausos en favor del personal sanitario

 

La Torre Eiffel se unió a los aplausos colectivos en favor del personal sanitario que trata a los pacientes del coronavirus con la prolongación del parpadeo habitual de sus luces por la noche.

A las 20.00 (19.00 GMT), la misma hora en la que los franceses salen a las ventanas para mostrar su apoyo desde sus casas, sus destellos han pasado a durar 10 minutos, en lugar de los cinco minutos durante los que brillaba hasta ahora.

La empresa que gestiona el monumento parisino (SETE) indica en un comunicado que la Torre se suma así a la solidaridad mostrada hacia el personal sanitario y, en general, hacia todos aquellos que contribuyen cada día al bienestar colectivo en estas circunstancias.

Los franceses comenzaron a aplaudir desde sus ventanas a los médicos y otros trabajadores el miércoles pasado, copiando una iniciativa que ya se hacía en España o Italia, y la Torre se unió por primera vez el viernes, sin precisar hasta cuándo.

El confinamiento entró en vigor en Francia el martes pasado por una duración inicial de 15 días y el último balance del Ministerio de Sanidad francés indica que en el país hay ya más de 12,600 casos confirmados de coronavirus y 450 muertos. 

* Con información de la Agencia EFE