ARCHIVO
Si bien por ahora el valor del bitcoin se mantiene en máximos históricos, se trata de un activo sumamente volátil

CDMX.- En 2008 un grupo anónimo creó el bitcoin. Uno de los objetivos era tener una moneda digital al margen del control de los gobiernos y bancos centrales para hacer transacciones por Internet. En ese entonces, su valor era inferior a un centavo de dólar. Ahora, cada unidad se cotiza casi en 50 mil dólares lo que ha despertado el interés de inversionistas y aficionados, al mismo tiempo que enciende alarmas de las autoridades monetarias en todo el mundo, que exponen la necesidad de regular sus transacciones.

La discusión en torno a las criptomonedas detonó de nueva cuenta hace unos días. Elon Musk, el hombre más rico del mundo y dueño de Tesla, una de las compañías tecnológicas más prometedoras del futuro, invirtió mil 500 millones dólares en bitcoin y lo anunció a todo el mundo en su cuenta Twitter. El valor de la moneda virtual creció de manera inmediata hasta máximos históricos.

Según algunos especialistas, el hecho de que Musk haya dirigido parte de sus recursos a un instrumento fuera del sistema financiero tradicional es un guiño al potencial de la criptomoneda como eje de un nuevo sistema monetario; sin embargo, otros advierten sobre los riesgos que representa para los inversionistas por su volatilidad y nula regulación.

Entre las voces que piden mesura se encuentra Agustín Carstens, gerente general del Banco de Pagos Internacionales (el banco de los bancos centrales), quien unas pocas horas antes del anuncio del dueño de Tesla expresó que “existen buenas razones para que las autoridades controlen las monedas digitales” debido a los vínculos que tienen con el sistema financiero tradicional.

Para el mexicano, quien desde su etapa en el Banco de México pedía cautela ante este tipo de activos, los bancos centrales, los ministerios de finanzas, las oficinas fiscales y los reguladores financieros deben vigilar la “frontera digital”, de forma que garanticen un campo de juego parejo, la funcionalidad del sistema y el valor real del dinero.

Si bien por ahora el valor del bitcoin se mantiene en máximos históricos, se trata de un activo sumamente volátil que en cualquier momento se puede desplomar y hacer perder a los inversionistas grandes sumas, como sucedió en 2017 cuando en sólo unas semanas cayó más de 60 por ciento, al depreciarse de casi 20 mil dólares a menos de 7 mil.