La senadora Verónica Delgadillo compartió un video en el que aparece en una manifestación muy de cerca a la activista Greta Thunberg, sin embargo, usuarios de las redes criticaron por querer obtener provecho de su imagen

La senadora Verónica Delgadillo publicó en su cuenta de Twitter que se unió a la megamarcha encabezada por la activista sueca Greta Thunberg en Nueva York con motivo de las acciones que se llevaron a cabo en la Semana Mundial de Acción por el Clima, la legisladora fue duramente criticada en redes sociales.

En su cuenta escribió:

“Hoy marchamos junto a @GretaThunberg  y a millones de personas alrededor del mundo para combatir la crisis climática y pedir que #ParemosNuestraExtinción

En las redes los usuarios se volcaron en criticas en su contra al señalar que solo viajó a NY para ganar LIKES, además del gasto que representó viajar a EU y lo que un avión contamina en cada vuelo.

Agregaron que es incoherente al decirse preocupada por el medio ambiente y no hacer nada tangible al respecto, además de que en sus discursos no brinda datos técnicos y duros sobre construcciones que se tienen contempladas en el país y que afectarían el medio ambiente.  

Por su parte la activista sueca Greta Thunberg quien encabezó ayer viernes en Nueva York la marcha estudiantil, logró reunir a miles de jóvenes de entre 12 y 17 años de edad, los organizadores calcularon que sumaban más de 250 mil.

Con consignas contra Donald Trump, quien ha negado en repetidas ocasiones los efectos del cambio climático y carteles en los que pidieron a Thunberg como presidenta de Estados Unidos, los manifestantes caminaron rumbo a Battery Park donde se llevó a cabo un mitin.

Thunberg, de 16 años de edad dijo “es un honor para mí estar aquí con todos ustedes en este día histórico. Alrededor del mundo participaron más de 4 millones y seguimos contando. Esta es la huelga climática más grande en la historia y todos deberíamos estar orgullosos porque lo hemos hecho juntos”.

Millones de jóvenes dejaron sus aulas en más de 163 países para unirse al movimiento y el gobierno de Nueva York anunció que todos los estudiantes podrían faltar a clases para participar en las movilizaciones.