INTERNET
De acuerdo con el presidente de la Cámara, a partir de los días en que la pandemia cayó en el país, las ventas de los restauranteros de la ciudad han caído hasta en un 70 por ciento

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac) en Saltillo, Fabio Gentilioni, dio a conocer que a raíz de la llegada de la pandemia de COVID-19, los ingresos de la industria restaurantera en la ciudad han tenido severas caídas y aún con la reactivación no logran recuperarse.

De acuerdo con el presidente de la Cámara, a partir de los días en que la pandemia cayó en el país, las ventas de los restauranteros de la ciudad han caído hasta en un 70 por ciento, además tuvieron que prepararse para el nuevo despegue que todavía no deja la suficiente derrama debido a que la sociedad no está del todo confiada en salir a la calle.

“Hubo negocios que estuvieron guardando todo su dinero para esta reapertura, pensaban que ya íbamos a volver a la normalidad, cosa que les dijimos que iba a ser lento. Sí los vemos muy desesperados, pero estamos confiados en que poco a poco la gente va a seguir saliendo”, expresó.

En ese sentido, aseguró que solo uno de los afiliados ha optado por cerrar, dijo que existe un buen número de propietarios planteándose que si las ventas siguen como hasta ahora, cerrar podría volverse una opción.

“La gente está empezando a salir pero ha sido muy lento, y en eso al final de cuentas entra la desesperación de la gente que necesita ya ese flujo de efectivo para poder pagar proveedores, nómina, impuestos, y con lo que estamos ingresando ahorita no es suficiente”, expresó.

NO DESCARTAN RECORTES DE PERSONAL

Agregó que muchos de los restaurantes no pueden descartar seguir realizando recortes de personal en lo próximo, puesto que los pagos para prestaciones como el IMSS y el Infonavit, no han tenido tregua aún en medio de la contingencia.

“Todo lo que es federal ha sido un dolor de cabeza porque no te dan ni una prórroga, a nosotros nos llegaron dos recargos, y hay cero consideración del Gobierno Federal y eso nos afecta muchísimo”, expresó.