Foto: Cortesía
El proyecto de la soprano Alejandra López-Fuentes y el pianista Joel García buscará descentralizar la cultura y ofrecer un espacio para que los artistas de todas las disciplinas puedan tomar riesgos

¡No te lo pierdas!
Inauguración 
Sala Prisma
Brindis y programa especial
Sala Prisma (Musa de León 2449, Valle Real)
Sábado 5 de mayo
20:00 horas
Cupo limitado (Confirmar asistencia al 8448935472)

 

Desde la música hasta las artes plásticas, pasando, por supuesto, por la danza, el cine y el teatro y las disciplinas que puedan resultar de su mezcla y experimentación, este proyecto de los músicos Alejandra López-Fuentes y Joel García Almaguer llevará la cultura a un sector de la ciudad hasta este momento descuidado.

“Así como un prisma nos permite ver las distintos aspectos del espectro lumínico así también Sala Prisma será un espacio donde la creatividad artística podrá expresarse en toda su diversidad”, explicaron sus creadores en entrevista para Vanguardia.

Su origen

Este centro cultural nació de una necesidad de espacio más bien enfocado a las carreras individuales del pianista y la soprano, pero la idea comenzó a evolucionar en algo más: “Mis alumnos que tengo de piano estudian en mi casa”, comentó Almaguer, “empecé a adecuarla pero luego se fue quedando chica. 

Luego le comenté a Alejandra, quien también ve a sus alumnos en su casa, y al considerar abrir un espacio más grande pues no quisimos dejarlo sólo como una escuela y comenzamos a pensarlo como un lugar para hacer eventos”.

Comenzaron entonces a adecuar el espacio ubicado en el 2449 del bulevar Musa de León y cuando surgió la oportunidad de tener un primer evento, la tomaron.

“Dio la casualidad que estuvo aquí César Delgado, varias personas le escribieron preguntándole si daría clases y nosotros le ofrecimos la sala para que diera esta masterclass para ellos. Fue el primer evento sin que nos propusiéramos gestionarlo como tal”, expresó Alejandra.

Esto sucedió a finales de marzo pasado, cuando el tenor vino a ofrecer una gala operística acompañado de López-Fuentes durante los festejos del 39 aniversario del Teatro de la Ciudad. Esta actividad —junto con una de las funciones previas a las 300 representaciones del “Desconcierto a cuatro manos” viernes 20 de abril— aunque no fue programada para dar inicio al trabajo de Sala Prisma, sí les dio la oportunidad de observar los detalles que faltaban para poner en funcionamiento el espacio.

 

“Vinieron personas de la Escuela Superior de Música, del Estudio de Ópera, de Monterrey, alumnos míos y se juntaron las diversas corrientes de la ciudad, lo cual me pareció fantástico porque generalmente no salen de su hábitat”, comentó Alejandra respecto a la clase magistral de Delgado y Joel agregó que el “Desconcierto es una obra casi emblemática de la ciudad y ser parte de ese camino hacia las 300 representaciones fue un regalo para la sala”.

Sus objetivos

Los músicos dejaron claro las dos metas principales de Sala Prisma. Por un lado, tener oferte cultural en el norte de la ciudad, pues hasta este momento toda se ha concentrado en los teatros, salas y galerías del centro; y por otro dar cabida a todas las expresiones artísticas, plásticas, escénicas multidisciplinarias, sin temor a la experimentación y a las propuestas contemporáneas.

“Nuestra idea es promover una serie de eventos que tengan una finalidad muy concreta en su estructura. A veces vas a un concierto y es un poco de esto, un poco de aquello, la de los aplausos y todo con tal de que la gente se enganche en algún momento y nosotros estamos apostando a eventos que sean bien definidos”, comentó Joel.

“Queremos darle un espacio a esa parte del arte que de pronto no se deja ver tanto, precisamente porque tenemos el prejuicio de que es difícil, pero estamos decididos a que Sala Prisma se convierta en un punto en el que la gente reconozca que aquí se presentan cosas diferentes, más arriesgadas”, continuó.

“Y el tamaño de la sala nos permite tomar ese riesgo sin grandes pérdidas. Es ir comenzando con estos pequeños pasos y formar el nombre de Sala Prisma como una referencia en nuestra región de arte contemporáneo, de expresiones de este tipo”, agregó Alejandra .

Sin embargo, esto no implica que estén cerrados a las propuestas clásicas y académicas. Una de las actividades que vienen es un ciclo de canción napolitana, pero recalcan que su intención es apostar por obras más recientes.

Un primer experimento al respecto lo hizo el propio Almaguer hace un par de semanas con su concierto “Introspección”, que llevó a cabo en el Teatro de Cámara Jesús Valdés, donde presentó música del compositor alemán Max Richter, quien tiene poco más de 15 años creando.

“Muchos autores merecen un espacio así, lo tienen en el mundo, pero nos gustaría ver eso aquí en la ciudad”, expresó Alejandra, “hay quienes están vivos, produciendo, en este momento. Están creando y esperemos que en algún momento tengamos un estreno de alguien. Que se cuente en 150 años que existió un lugar donde los compositores de la época hacían estrenos”.

También comentaron que una vez que su cartelera esté establecida tendrán eventos al menos una vez por semana y buscarán las actividades se realicen más de una vez.

“Así damos más oportunidad de que vuelvan a ver la obra, a que el mismo artista las madure más y a que quien no haya tenido la oportunidad de verla pueda hacerlo”, comentó la soprano.

Aunque de todo esto destaca su ubicación, que permitirá que los habitantes de la zona norte de la ciudad tengan acceso a propuestas culturales de calidad, en particular considerando que el único otro espacio similar es Casa Rufino, con talleres de artes plásticas y cine”.

 “Lo ideal sería tener un espacio por cada sector, como parroquias hay para cada colonia pero este es un primer paso”, comentó Almaguer.

LO QUE VIENE

> Entre otras actividades Sala Prisma ya tiene programados: Un recital de guitarra y voz el 26 de mayo, cuyo programa está por revelarse.

> En junio el pianista Alejandro Miyaki dará una masterclass e interpretará la “Música Ricercata” de György Ligeti, pieza que, Joel describió, sólo alguien como Miyaki es capaz de tocar.

> Están preparando un concierto del álbum “Island Songs” del productor musical islandés Olafur Arnalds con miembros de la OFDC.

> La ópera “La Voz Humana”, música de Francis Poulenc y libreto de Jean Cocteau, con una soprano y un cuarteto.