Foto: Archivo
La doctora Aguilar Patraca indicó que es indispensable, además del tratamiento farmacológico, modificar aquellos hábitos poco saludables en la alimentación, evitar la sal, tabaco y el consumo de alcohol, así como realizar actividad física por lo menos tres veces a la semana.

El 17 de mayo se conmemoró el Día Mundial de la Hipertensión, en este marco la especialista Miralda Aguilar Patraca del IMSS, detalló la situación que viven miles de mexicanos.

En las unidades médicas y hospitales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) diariamente se detectan, en promedio, a 480 personas que padecen hipertensión arterial.

En 2018, en el IMSS se otorgaron 18.1 millones de consultas a 4.8 millones de derechohabientes con un gasto estimado de 25 mil millones de pesos para atender esta enfermedad, conocida como el “asesino silencioso”, ya que la mayoría de quienes la padecen no muestran ningún síntoma, a pesar de que los aqueje desde años atrás, dijo la doctora Miralda Aguilar Patraca, médico especialista en medicina familiar adscrita a la División de Medicina Familiar.

Un diagnóstico a tiempo es fundamental. A diario, un promedio de 43 pacientes fallecen por las complicaciones asociadas a la presión alta, que puede desencadenar infarto agudo al miocardio y derrame cerebral, así como diversos daños en arterias, corazón, cerebro y riñones.

 

Diagnóstico

El diagnóstico se basa en el promedio de por lo menos tres mediciones realizadas en intervalos de tres a cinco minutos dos semanas después de la detección inicial de presión alta, la cual debe ser realizada por personal capacitado (preferentemente mismo personal, horario y baumanómetro).

Establecido el diagnóstico de hipertensión arterial por el médico, el paciente debe iniciar su control con el objetivo de evitar las complicaciones de la enfermedad; la doctora Aguilar Patraca indicó que es indispensable, además del tratamiento farmacológico, modificar aquellos hábitos poco saludables en la alimentación, evitar la sal, tabaco y el consumo de alcohol, así como realizar actividad física por lo menos tres veces a la semana.