Foto: Internet.
El basquetbolista plasmó su amor por el deporte ráfaga en este cortometraje que ganó en la edición 2018 de los Premios de la Academia

Al final de la temporada 2016 de la NBA Kobe Bryant, tras recuperarse de un desgarre en el tendón de Aquiles pero incapacitado para jugar a su máximo habitual anunció que se retiraría del basquetbol una vez terminara su participación con Los Angeles Lakers ese periodo.

Para despedirse escribió el poema “Dear Basketball”, en el que contó cómo amó este deporte desde los seis años “cuando jugaba con una pelota hecha con calcetines enrollados” hasta ese fin de temporada en que “mi corazón puede con el ritmo/mi alma puede con el esfuerzo/pero mi cuerpo sabe que es tiempo de decir adiós”.

Posteriormente, con el apoyo del veterano animador de Disney, Glen Keane, creó el cortometraje homónimo, en un estilo que le permitió al artista jugar con las herramientas de la animación y acompañado por una banda sonora compuesta por John Williams ganaron el Oscar a Mejor Cortometraje Animado en la entrega 2018 de los Premios de la Academia.

La noticia de su inesperada muerte la mañana de este domingo en un accidente de helicóptero en California impactó en sus seguidores quienes han recordado esta obra de arte y el mensaje de amor por su profesión que compartió a través de ella.