Canción. Las composiciones interpretadas son características del lied, que es breve y para voz solista, además de acompañamiento de piano, y aunque es propia de la lengua germánica, en esta ocasión se cantó en español. / OMAR SAUCEDO
El segundo recital del Festival Estatal de Música Mexicana y Canción Latinoamericana, celebrado en la sala de exposiciones de la Librería Carlos Monsiváis fue todo un éxito. En él figuraron los versos adaptados al género del lied por el doctor Efraín Esperilla.

Con sala llena comenzó el recital de Lied y Canción de Arte donde, la soprano Claudia Gutiérrez Almanza y el tenor Carlos Aveldaño, bajo la dirección del doctor Efraín Esperilla García, se interpretaron adaptaciones que el también músico compuso de varios poemas de autores mexicanos, entre ellos Jaime Sabines, Armando Duvalier y Manuel Acuña.

Tanto el maestro Esperilla como Aveldaño, agradecieron la asistencia de algunos alumnos y maestros de la Escuela de Letras Españolas que cumplió 35 años. Aveldaño en particular se mostró conmovido por encontrar en comunión en el evento sus dos pasiones: las letras y la música.

Esperilla, entre cada canción hizo un momento para introducir la siguiente pieza. Particularmente resaltó su fascinación por la composición musical y la compartió explicando al público algunos de los pormenores del proceso creativo detrás de las obras del recital.

Explicó la dificultad de componer música para los poemas de Acuña, cuya métrica es “kilométrica” (15 sílabas por línea) y que, al poseer tantas líneas por estrofa (5 en lugar de las usuales 4), se convirtió en un verdadero y agradable reto para él.

Del poeta saltillense se interpretaron cuatro canciones, dos con texto de su popular “Nocturno”, una basada en “Pobre Flor” y otra más en “Adiós”.

Jaime Sabines, por el contrario, le resultó mucho más sencillo de trabajar, al menos en la cuestión técnica. 

“Los amorosos’ de Sabines es tan largo el texto que tuve que hacer cuatro canciones porque no podía dejar pasar tanto texto, tan hermoso y tan significativo”, expresó al presentar su adaptación Preludio No. 4.

También se pudo escuchar al final del concierto la canción “No es que muera de amor”, del poema homónimo de Sabines.

Con respecto al chiapaneco Hernán León, comentó que además de haber trabajado en varias ocasiones su poesía, el poeta es “muy asimétrico pero muy significativo. Me gusta porque me cuesta trabajar su poesía”.

Difícil. El doctor Efraín Esperilla confesó que los textos de Acuña fueron especialmente difíciles de adaptar al lied por la métrica de sus versos. / OMAR SAUCEDO

Además de “No sé cuántas veces” también se interpretó su canción “Mujer sencilla”, según contó Esperilla cuando le preguntó a su amigo sobre quién había sido su inspiración, le contestó que “una mujer de San Cristóbal, que no le importan los vestidos, que no le importan los collares, que sólo quiere que la dejen en paz”.

“Es tan musical la poesía de Martín Gales que no hay que hacerle mucho porque la música sale sola”, explicó el doctor al introducir la pieza “Quiero ser en tu vida”.

“Mi corazón al río”, obra de otro chiapaneco, Armando Duvalier, el “Nocturno”, de Rosario Castellanos y “La Sandunga”, de Rodolfo Figueroa, también figuraron entre las piezas que el compositor adaptó al género del lied y la canción de arte para esta velada donde el público demostró su satisfacción al desvivirse en aplausos al término de cada interpretación.

¡No te lo pierdas!
Segundo Festival Estatal de Música Mexicana y Canción Latinoamericana 
-Recital didáctico de piano
-“Once estudios breves del compositor mexicano Domingo Lobato”
-Dir. Eliud Nevárez Arrazate
-Grupos y Talleres UA de C
Jueves 14 de septiembre
19:30 horas