Acusado. Rogelio podría ser vinculado hoy a proceso. | Foto: Vanguardia
Rogelio N enfrentará un proceso ordinario por los homicidios de cuatro miembros de su familia, de acuerdo con Everardo Lazo Chapa, delegado de la Región Sureste de la Fiscalía General del Estado.

Aunque ya tenía un antecedente de ingreso al Centro de Salud Mental, para la Fiscalía General del Estado (FGE) el presunto multihomicida de la colonia Latinoamericana no acreditó padecer de sus facultades mentales, señaló ayer la FGE. 

 

Ante esta situación, Rogelio N enfrentará un proceso ordinario por los homicidios de cuatro miembros de su familia. De acuerdo con Everardo Lazo Chapa, delegado de la Región Sureste de la Fiscalía General del Estado, Rogelio fue entrevistado con un psicólogo adscrito antes de ingresar al Centro de Reinserción Social Varonil de Saltillo, donde no mostró tener un cuadro psicótico. 

“No está probada y no presenta datos de alguna enfermedad mental. Para nosotros no tiene ninguna”, expresó Lazo Chapa respecto, por lo que el juicio se llevará a cabo en forma ordinaria.

El proceso tendrá hoy la audiencia de vinculación a las 13:30, en el Distrito Judicial de Saltillo. Según fuentes extraoficiales de la directiva del Centro de Salud Mental, con sede en Saltillo, Rogelio fue ingresado durante el 2016 debido a un cuadro psicótico por adicción a las drogas. 

Pese a ese antecedente, Lazo Chapa manifestó que corresponde a la defensoría pública probar que Rogelio padece alguna enfermedad mental.

El lunes 3 de junio, personal de la FGE acudió a una casa de la calle Montevideo, en donde fueron encontrados muertos los abuelos del sospechoso José Antonio, de 71 años; Hermelinda, de 70; su bisabuela María Aurelia, de 91, y su tía abuela Virginia, de 60.

Rogelio estuvo prófugo más de una semana, pero fue capturado en Tamaulipas y antes de ser internado en el Cereso, admitió que no estaba arrepentido de los asesinatos.