Foto: Cuartoscuro
Los migrantes que estén a la espera de la resolución de su solicitud de asilo en EU serán recibidos por México y les ofrecerá oportunidades laborales, acceso a la educación y a la salud, así como protección a sus derechos humanos mientras permanezcan en el territorio nacional, dijo el canciller

Los gobiernos de México y Estados Unidos llegaron a un acuerdo migratorio, compuesto por cuatro puntos, por lo que se suspende indefinidamente la aplicación de tarifas arancelarias, informó el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

Ante el aumento de migrantes hacia Estados Unidos, provenientes de Centroamérica y que llegan a través de México, Ebrard detalló que ambos gobiernos trabajaran conjuntamente lo más pronto posible para alcanzar una solución duradera al fenómeno.

“México se compromete a frenar el flujo migratorio irregular, incluyendo el despliegue de la Guardia Nacional en todo el territorio nacional, dando prioridad a la frontera sur”, reiteró a su salida del Departamento de Estados, tras una reunión de 12 horas.

Los migrantes que estén a la espera de la resolución de su solicitud de asilo en EU serán recibidos por México y les ofrecerá oportunidades laborales, acceso a la educación y a la salud, así como protección a sus derechos humanos mientras permanezcan en el territorio nacional.

Asimismo, el canciller afirmó que el gobierno de Estados Unidos respalda el plan de desarrollo integral para el sur de México y los países del Triángulo Norte de Centroamérica, Guatemala, Honduras y El Salvador, que impulsa el gobierno mexicano.

El canciller precisó que el despliegue de los elementos de la Guardia Nacional empezará el próximo lunes dando prioridad a 11 municipios de la frontera sur de México.

“Estamos satisfechos con el acuerdo, y nos gustaría que si estas cosas funcionan sobre todo para nosotros el acuerdo integral para Centroamérica, encontremos una solución de fondo al problema que tenemos”, dijo.

“Creo que estuvo equilibrado hay que tomar medidas drásticas para empezar, ellos decidieron apoyar el plan integral, ellos propusieron la medida de Tercer País Seguro, y no es el caso es lo importante. Nosotros aceptamos extender la implementación de la sección 235, (que ya estaba en curso)”, manifestó.

Por su parte, el secretario de Estado, Mike Pompeo, manifestó a través de un comunicado, “Nos gustaría agradecer al Ministro de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, por su ardua labor para negociar obligaciones conjuntas que benefician tanto a Estados Unidos como a México. Los Estados Unidos esperan trabajar junto a México para cumplir con estos compromisos para que podamos detener la ola de la migración ilegal a través de nuestra frontera sur y hacer que nuestra frontera sea sólida y segura”.

Antes de darse a conocer la declaratoria conjunta entre México y EU, el presidente Donald Trump escribió en su cuenta de Twitter: "Me complace informarles que Estados Unidos ha logrado un acuerdo firmado con México. Los aranceles programados para ser implementados por Estados Unidos el lunes, en contra de México, están suspendidos indefinidamente".

 

Declaración conjunta

Los Estados Unidos y México se reunieron esta semana para abordar los desafíos compartidos de la migración irregular, para incluir el ingreso de migrantes a los Estados Unidos en violación de la ley de los Estados Unidos. Dado el dramático aumento en el número de migrantes que se trasladan de América Central a través de México a los Estados Unidos, ambos países reconocen la importancia vital de resolver rápidamente la situación de emergencia y seguridad humanitaria. Los gobiernos de los Estados Unidos y México trabajarán juntos para implementar de inmediato una solución duradera.

Como resultado de estas discusiones, los Estados Unidos y México se comprometen a:

Oleada mexicana de aplicación

México tomará medidas sin precedentes para aumentar la aplicación de la ley para frenar la migración irregular, para incluir el despliegue de su Guardia Nacional en todo México, dando prioridad a su frontera sur. México también está tomando medidas decisivas para desmantelar las organizaciones de tráfico y contrabando de personas, así como sus redes financieras y de transporte ilícitas. Además, los Estados Unidos y México se comprometen a fortalecer la cooperación bilateral, incluido el intercambio de información y las acciones coordinadas para proteger mejor y asegurar nuestra frontera común.

Protocolos de protección al migrante

Los Estados Unidos ampliarán de inmediato la implementación de los protocolos de protección al migrante existentes en toda su frontera sur. Esto significa que aquellos que cruzan la frontera sur de EU para buscar asilo serán devueltos rápidamente a México, donde pueden esperar la adjudicación de sus solicitudes de asilo.

En respuesta, México autorizará la entrada de todas esas personas por razones humanitarias, en cumplimiento de sus obligaciones internacionales, mientras esperan la adjudicación de sus solicitudes de asilo. México también ofrecerá empleo, salud y educación de acuerdo a sus principios.

Los Estados Unidos se comprometen a trabajar para acelerar la adjudicación de las solicitudes de asilo y concluir los procedimientos de remoción lo más rápidamente posible.

Otras acciones

Ambas partes también acuerdan que, en el caso de que las medidas adoptadas no tengan los resultados esperados, tomarán otras medidas. Por lo tanto, los Estados Unidos y México continuarán sus discusiones sobre los términos de entendimientos adicionales para abordar los flujos de migrantes irregulares y las cuestiones de asilo, que se completarán y anunciarán dentro de los 90 días, si es necesario.

Estrategia regional en curso

Los Estados Unidos y México reiteraron su declaración anterior del 18 de diciembre del 2018, de que ambos países reconocen los fuertes vínculos entre la promoción del desarrollo y el crecimiento económico en el sur de México y el éxito de la promoción de la prosperidad, el buen gobierno y la seguridad en América Central. Los Estados Unidos y México acogen con satisfacción el Plan de Desarrollo Integral lanzado por el Gobierno de México en concierto con los Gobiernos de El Salvador, Guatemala y Honduras para promover estos objetivos. Los Estados Unidos y México liderarán el trabajo con socios regionales e internacionales para construir una América Central más próspera y segura para abordar las causas subyacentes de la migración, para que los ciudadanos de la región puedan construir mejores vidas para ellos y sus familias en el hogar.