La pandemia de la COVID-19 cobró 1.1 millón de puestos de trabajo formales | Foto: Especial
El 81.1 por ciento de los empleos perdidos en 2020 eran permanentes. En comparación con septiembre de 2019, 865 mil 234 personas se quedaron sin empleo, es decir, un descenso de 4.2 por ciento

En septiembre se crearon 113 mil 850 empleos formales; a industria eléctrica observó la mayor creación de empleos, pero los sectores de los servicios para empresas y de la construcción fueron los más golpeados para la población mexicana. En lo que va de 2020, México ha perdido 719 mil 250 puestos de trabajo que, en su mayoría, eran empleos permanentes, informó este lunes el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

En el informe de Puestos de Trabajo Afiliados al IMSS hasta septiembre, se contabilizó una base laboral de 19 millones 702 mil 192 empleos formales, de los que el 86.1 por ciento son permanentes y 13.9 eventuales. “En los últimos años, estos porcentajes se han mantenido relativamente constantes“, destacó el instituto.

La pandemia de la COVID-19 cobró 1.1 millón de puestos de trabajo formales, ante esto, la cifra de más de 113 mil empleos representó un aumento mensual de 0.6 por ciento, respecto de los 92 mil 390 empleos formales creados en agosto. En julio desaparecieron 3 mil 907 puestos, 83 mil 311 en junio, 344 mil 526 en mayo, 555 mil 247 en abril y 198 mil 033 entre el 13 y el 31 de marzo, al inicio de la contingencia sanitaria que significó el inicio del confinamiento en México.

De los más de 719 empleos perdidos que contabiliza el IMSS, el 81.1 por ciento eran permanentes. A tasa anual, la cifra de empleos perdidos equivale a 865 mil 234 puestos, lo que significa una disminución de 4.2 por ciento.

El sector de electricidad se vio beneficiado en septiembre, con la creación de 1.2 por ciento más empleos; le siguió el sector de los servicios sociales y comunales, con 0.5 por ciento más; y el agropecuario, con 0.4 por ciento.

Tabasco, Baja California y Michoacán presentaron una variación anual positiva con 2.6, 12 y 0.1 por ciento puestos más a tasa anual. Puebla, Baja California Sur y Quintana Roo reportaron pérdidas anuales del 7.7, 9.3 y 23.7 por ciento, respectivamente.

Al 30 de septiembre el salario base de cotización promedio fue de 402.8 pesos, lo que representó un incremento anual nominal de 7.6 por ciento. El IMSS destacó que se trata de “el más alto registrado para un mes de septiembre de los últimos diez años y, desde enero de 2019, el salario base de cotización registra crecimientos anuales nominales superiores al 6.0 por ciento”.

En el mes observado, el Instituto contabilizó 1 millón 001 mil 692 patrones afiliados, una tasa de crecimiento anual de 0.3 por ciento.

Las personas que cuentan con el Seguro Facultativo del IMSS, para recibir servicios médicos sumaron 7 millones 212 mil 614; 228 mil 785 personas registradas en el Seguro de Salud para la Familia; y 199 mil 860 personas estuvieron aseguradas en la Continuación Voluntaria del Régimen Obligatorio.

En septiembre se afiliaron al Programa Piloto de Personas Trabajadoras del Hogar 25 mil 481 personas, 10 mil 743 por ciento más que quienes estaban en el esquema anterior de la modalidad 34 “Trabajadores Domésticos”. Del total se espera un total de 41 mil 700 beneficiarios potenciales.

El salario promedio mensual del programa ascendió a 5 mil 167 pesos, ante los 4 mil 068 de la modalidad 34.

Pese a que el saldo de plazas perdidas por la pandemia queda en 1 millón 92 mil 634 puestos registrados ante el IMSS, con base en las cifras del mismo instituto, este argumentó que la disminución neta en lo que va del año es de solo poco más de 719 mil plazas al considerar las creadas en los meses previos a la pandemia.

Sinembargo

Portal de noticias sin censura, la información y actualizaciones más recientes de México y el Mundo.