Suman 542 las personas detectadas con el coronavirus COVID-19 a bordo del crucero Diamond Cruise varado en Yokohama, Japón
A todos los pasajeros y tripulantes del crucero Diamond Cruise que han ido dado positivo se les ha trasladado a centros médicos. Foto de EFE

Las autoridades de Japón anunciaron la detección de 88 nuevos casos de coronavirus en el crucero que se encuentra en el puerto de Yokohama, lo que eleva a 542 los contagios a bordo hasta ahora y en vísperas de que termine la cuarentena.

Hasta la fecha, las autoridades niponas han realizado test del COVID-19 a 2.404 pasajeros y tripulantes del barco, de los que un 22 por cuento ha dado positivo, según los datos ofrecidos hoy por el Ministerio nipón de Salud.

Estas últimas cifras se dan a conocer el día antes de que comience el desembarco previsto de los pasajeros y tripulantes que no hayan contraído el virus, un proceso que se prolongará hasta el viernes, según explicó el ministro nipón del ramo, Katsunobu Kato, en rueda de prensa.

Las autoridades niponas han realizado el test del virus a la totalidad de las personas que siguen a bordo del Diamond Cruise desde que éste fue declarado en cuarentena el pasado día 3 con unas 3.700 personas a bordo.

 

A todos los pasajeros y tripulantes del crucero Diamond Cruise que han ido dado positivo se les ha trasladado a centros médicos, mientras que el resto estaban obligados a observar la cuarentena, con la excepción de ancianos y personas con complicaciones de salud, a quienes se evacuó la semana pasada.

Además, Estados Unidos decidió repatriar el pasado lunes a unos 380 de sus ciudadanos que estaban a bordo del barco con el objetivo de proteger “la seguridad y el bienestar” de los mismos, según dijo la Embajada de ese país en Japón.

También han procedido la repatriación de sus ciudadanos los Gobiernos de Corea del Sur, que envió hoy a Japón el avión presidencial para evacuar a cinco de sus ciudadanos que estaban a bordo del crucero, así como Hong Kong, Filipinas, Israel, Italia y Canadá, que lo harán en las próximas horas.

El ministro portavoz del Ejecutivo, Yoshihide Suga, defendió hoy como “apropiadas” las medidas tomadas para evitar la propagación del virus, tras las críticas suscitadas por cómo han procedido las autoridades niponas a la hora de mantener el barco aislado durante dos semanas con todos los pasajeros a bordo.

Sin contar los contagios en el Diamond Cruise, los casos de COVID-19 en Japón han superado ya el medio centenar, con una decena de nuevas infecciones confirmadas en Tokio y en otras partes del país este martes.

"Estamos observando un incremento de los casos en los que la ruta de transmisión del virus no ha podido determinarse de forma inmediata”, dijo el ministro de Salud, quien subrayó la necesidad de tomar medidas “considerando la posibilidad de que (el virus) se propague hasta cierto extremo”.