No será igual. El gobierno de AMLO afirma que autoridades estadounidenses ya no operarán con facilidad en el País. | Foto: Cuartoscuro

CDMX.- Funcionarios del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, quienes guardaron el anonimato en sus declaraciones, confesaron que México “perdió la confianza” en su cooperación sobre seguridad y combate al narcotráfico por el caso de Salvador Cienfuegos.

Asimismo, se restringirá el marco de operación en el País de la DEA, FBI, CIA, ICE y otras agencias de Estados Unidos. Y es que el hermetismo en la investigación del Departamento de Justicia en contra del extitular de Defensa, creó un tajo en la relación bilateral.

“Tras el arresto, William Barr, procurador de Justicia, propuso una reunión en México, pero dijimos que no era el momento”, argumentó la fuente.

El gobierno encabezado por López Obrador pidió a las autoridades del país vecino esperarse para verse las caras hasta después de las elecciones presidenciales, pues había molestia por la detención de Cienfuegos en California, acontecida el 15 de octubre.

Al ganar Biden, se enterró la petición de Barr de viajar para reunirse con Alejandro Gertz Manero, fiscal general de la República y el canciller, Marcelo Ebrard.

“Ya no será nada igual”, afirma un alto funcionario del círculo de asesores de López Obrador.

“La renuncia a procesar en Nueva York a Cienfuegos casi fue inmediata cuando le informamos al Departamento de Justicia que cambiaría la relación con la DEA y todas las agencias de inteligencia y seguridad que trabajan en México”, dijo la fuente.

Según el alto funcionario, los cargos fueron retirados porque se notificó que suspenderían las extradiciones de personas de México a Estados Unidos, el intercambio de información de inteligencia y de seguridad, las operaciones bilaterales contra el narco.

Así como las maniobras y desplazamientos de agentes de todas las dependencias estadunidenses y se cerrarían oficinas creadas bajo la Iniciativa Mérida; al igual se suspenderían trabajos conjuntos con el Ejército y la Marina y no habría más visas para personal asignado como political attaches en su embajada en la CDMX.

HAY MILITARES MOLESTOS

Rafael Heredia, abogado del general Cienfuegos, aseguró que ni él, ni los abogados del militar conocen las pruebas que la Fiscalía de Estados Unidos supuestamente envío a la FGR para imputar al extitular de la Sedena por lavado de dinero y tráfico de drogas.

Asimismo, aseguró que hay militares en el Ejército mexicano que se dieron por agraviados, tanto generales como aquellos que ya están retirados, pues no ponen en tela de juicio la integridad del exfuncionario.

Heredia no duda en que el gobierno de López Obrador y el actual titular de la Sedena, Luis Cresencio Sandoval, hayan trabajado en conjunto para lograr el traslado de Cienfuegos Zepeda a México.

El abogado asegura que, tras no saber dónde están las grabaciones donde presuntamente el exgeneral habla con el líder del Cártel H-2, la acusación presentada en Estados Unidos sea desestimada por la FGR tras la falta de elementos.

Con información de Proceso