Foto: Tomada de Internet
"Un día 28 de enero, a don Lamberto Quintero, lo seguía una camioneta...!, dice parte de la canción en honor a este popular hombre, de quien muchas personas cantan su famoso corrido, pero quizá poco saben de su persona

Hoy se celebra un aniversario más de la muerte de Lamberto Quintero Payán, quien nació en la sierra de Badiraguato y era familiar de Rafael Caro Quintero, quien estuvo preso por narcotráfico y fue liberado en septiembre del 2013 luego de haber pasado 28 años tras las rejas, según información en su biografía.

Don Antonio Aguilar interpretó el corrido de Lamberto, y también llevó al cine su historia, en los años ochenta.

De acuerdo a la historia que dio pie al famoso corrido, Lamberto Quintero y su primo Pedro Páez Soto, tuvieron rivalidades con la familia Otañez Lafarga, otro poderoso clan de Sinaloa, que descendían de caciques del municipio de San Ignacio.

A raíz de dichas diferencias en poco más de un año, la familia Lafarga fue prácticamente exterminada, mientras que varios miembros del clan Quintero también murieron.

Te puede interesar

"Iban con rumbo al salado, Lamberto, sonriendo dijo: ¿pa' qué son las metralletas?'".

Se dice que a finales de 1975, miembros de la familia Quintero vieron a Ramón Otañez Lafarga hablar con un oficial de la policía judicial en una calle de Culiacán.

Los Quintero fueron asesinados en el sitio, ya que aseguran, los habían estado espiando. Ramón Otañez, tras ser atacado se defendió y mató a Macario Payan, un asociado de los Quintero.

Pedro Páez fue culpado por el presunto asesinato, quién en el año de 1975 fue asesinado en el aeropuerto de Culiacán, Sinaloa.

"Ya cerca del Salado, rugieron dos R15...".

La muerte de Lamberto Quintero se presenció un 28 de enero de 1976 en el Salado, Sinaloa, tras una balacera en la que también falleció "El Chito" Lafarga.

Las familias Quintero y Lafarga tuvieron ciertos conflictos por el trafico de drogas en Sinaloa. El mismo día después de recibir por la espalda ráfagas de metralletas, fue trasladado a la Clínica Santa Maria que se encuentra en el centro de Culiacán, donde no resistió y murió.

La cripta de cristal donde descansa Lamberto Quintero se encuentra en el panteón Jardines del Humaya, en Culiacán, Sinaloa.

Se dice que El capo tenía parentesco de los también narcos Emilio Quintero Payan y Juan José Quintero Payan, ex lider del cartel de Juárez.

"Quisiera que fuera cuento, pero señores es cierto...".

Se escribió un libro en 1991 con la historia de Lamberto el cual lleva por titulo: "La Muerte de Lamberto Quintero" y un corrido llamado "La Venganza de Quintero" donde se menciona lo que Florencio, su primo, hizo por él.

Corrido A Lamberto Quintero

Un día 28 de enero
Como me hiere esa fecha
A don Lamberto Quintero
Lo seguía una camioneta
Iban con rumbo al Salado
No más a dar una vuelta
 
Pasaron el Carrizal
Iban tomando cerveza
Su compañero le dijo
Nos sigue una camioneta
Lamberto sonriendo dijo
Pa' que son las metralletas
 
Ya cerquita del Salado
Rugieron dos R-15
Ahí dejaron a un muerto
Enemigo de Lamberto
Quisieran que fuera cuento
Pero señores es cierto
 
Un hombre fuera de serie
Alegre y enamorado
Platicando con su novia
El estaba descuidado
Cuando unas balas certeras
La vida le arrebataron
 
Clínica Santa María
Tú vas a ser mi testigo
Dos días después de su muerte
Vuelven a sonar los tiros
Ahí quedaron diez hombres
Por esos mismos motivos
 
Puente que va a tierra blanca
Tú que lo viste pasar
Recuérdales que a Lamberto
Nunca se podrá olvidar
Yo por mi parte aseguro
Que hace falta en Culiacán