La mayoría de los casos no se han esclarecido; el más reciente asesinato fue el Leobardo Ramos Lázaro, alcalde de Chahuites, Oaxaca

En lo que va de la actual administración federal, diez representantes de gobiernos municipales han sido asesinados de forma violenta; la mayoría de los casos contra alcaldes y alcaldesas aún no han sido esclarecidos totalmente.

En poco más de dos años, los presidentes municipales han sido el blanco de violencia política. Con el homicidio de Leobardo Ramos Lázaro, alcalde de Chahuites, Oaxaca, suman seis hombres y cuatro mujeres que ocupaban dicho cargo y que fueron ejecutados.

De ese total, cuatro eran militantes del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), cuatro llegaron por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), uno del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y Leobardo Ramos Lázaro de Movimiento Ciudadano.

La priista Olga Gabriela Kobel Lara, presidenta municipal de Juárez, Coahuila, fue la primera víctima. El 10 de diciembre de 2018 fue desaparecida y su cuerpo fue encontrado seis días después.

Hubo dos detenidos. Durante el juicio abreviado de David Ernesto, quedó demostrado que él fue el autor intelectual y material de la muerte de la alcaldesa, por lo que fue condenado a 60 años de prisión.

Por otra parte, el 1 de enero de 2019, horas después de haber rendido protesta como el nuevo presidente municipal de Tlaxiaco, Oaxaca, Alejandro Aparicio Santiago fue ejecutado.

De acuerdo con las indagatorias, el alcalde  morenista iba camino al ayuntamiento cuando dos personas le dispararon, causándole una herida en el tórax que le produjo la muerte en el hospital.

Por un conflicto familiar, el 23 de abril de 2019 fue asesinado el perredista David Eduardo Otlica Avilés, alcalde Nahuatzen, Michoacán. De acuerdo con la línea de investigación, una persona de nombre Gerardo, padrastro de quien era su pareja sentimental, estaría implicado en el homicidio del edil, por lo que fue detenido.

El alcalde se encontraba en su domicilio en la comunidad de San Isidro. Hasta ahí llegó Gerardo, lo sacó de la casa y se lo llevó en un automóvil. Un machete forma parte de las pruebas.

Al día siguiente, pero en Veracruz, la alcaldesa de Mixtla de Altamirano, Maricela Vallejo Orea, militante de Morena, fue encontrada sin vida en un vehículo en el que viajaba junto con su esposo y un chofer. Todos recibieron impactos de arma de fuego. La unidad habría sido interceptada en la carretera federal Zongolica-Orizaba.

La línea de investigación apuntó a la ex alcaldesa de Mixtla de Altamirano, María Angélica, como probable autora intelectual junto con Ricardo 'N', también detenido.

Vallejo Orea ya había denunciado públicamente la amenaza, asegurando que fue obligada a renunciar a su cargo.

El 16 de agosto de 2019, en una camioneta abandonada sobre la carretera 200, en las inmediaciones del municipio de Villa de Tututepec de Melchor Ocampo, Oaxaca, fue encontrado el cuerpo de una mujer.

Era la alcaldesa de San José Estancia Grande, Carmela Parral Santos, a la que identificaron junto con otra persona a bordo del vehículo. Ambos recibieron varios impactos de bala.

El presidente municipal de Valle de Chalco, en el Estado de México, Francisco Tenorio Contreras, de Morena, fue atacado en su propia camioneta por un joven quien le pidió un “aventón”, el pasado 29 de octubre de 2019.

Dos jóvenes se acercaron al alcalde cuando estaba de gira de trabajo por la unidad habitacional Geovillas. El motivo fue pedirle que se tomara una foto con ellos y accedió. Minutos después, uno de los jóvenes le pidió que si le daba “aventón” y el edil accedió. Ya dentro del vehículo, el joven sacó el arma y le disparó.

Arturo García Velázquez, alcalde morenista de San Felipe Jalapa de Díaz, Oaxaca, también fue asesinado el 23 de diciembre de 2019; mientras que el presidente municipal de Temósachic, Chihuahua, Carlos Ignacio Beltrán Bencomo, fue localizado sin vida el 30 de septiembre de 2020.

El militante del PRD fue retenido el 28 de septiembre por un grupo armado que lo esperaba en las inmediaciones de su oficina. Su cuerpo fue localizado y presentaba huellas de tortura.

A la lista se suma la alcaldesa de Jamapa, Veracruz, Florisel Ríos Delfín, militante perredista asesinada el 11 de noviembre de 2020. La presidenta municipal fue secuestrada cuando salía de su casa y se localizó su cuerpo en un rancho cercano a la cabecera municipal. Dos personas fueron detenidas y vinculadas a proceso, con dos años de prisión preventiva, en lo que continúa la investigación complementaria.