El texto que se difundió en redes sociales indica que a partir de las 23:30 horas y sonará una sirena para anunciar el inicio de este

A principios del presente mes, se difundió en redes sociales un presunto comunicado del Movimiento Apaxtlense, Adrián Castrejón, que surgió en noviembre de 2013 y que coordina a la policía comunitaria local en la que anuncia un supuesto toque de queda en el municipio de Apaxtla, en la región norte del estado de Guerrero.

En el texto se indica que a partir de las 23:30 horas, del viernes y que, de lunes a domingo, se activará una sirena que significa ‘el inicio del toque de queda para toda la población’ hasta las 4 de la mañana.

De acuerdo con el comunicado, esta medida se toma ante el aumento en el consumo de alcohol y droga en los jóvenes de Apaxtla, así como por la amenaza latente de la irrupción de algún comando armado a su municipio.

Tras este anuncio, el gobierno de Guerrero rechazó esta medida porque viola las garantías individuales de la ciudadanía de Apaxtla.

No avalarían las instituciones que están en la coordinación estatal para la construcción de la paz que hubiera un toque de queda porque sería inconstitucional. No se pueden restringir ni limitar las garantías que están expresamente garantizadas en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos“, argumentó Roberto Álvarez Heredia, vocero del Grupo de Coordinación Guerrero.

Las autoridades del estado señalaron que no hay algún indicio de una posible irrupción de algún comando armado al municipio de Apaxtla.

Existe la mejor disposición de las instituciones, tanto federales como estatales, en materia de seguridad que están al seno de la coordinación estatal para la construcción de la paz de revisar cuáles son los indicadores delictivos que en el caso específico de Apaxtla no son alarmantes”, agregó el vocero.

Desde el día que se dio a conocer el supuesto comunicado, la Secretaría de Seguridad Pública de Guerrero lo desmintió por medio de su cuenta de Twitter, al igual que la Dirección de Comunicación Social del gobierno de Guerrero, a través de su titular, Erika Luhrs.

De acuerdo con Roberto Álvarez Heredia, hasta este viernes, ninguna autoridad municipal de Apaxtla ha confirmado la autenticidad del documento.