Diseñan un sujetador deportivo que mide el ritmo cardíaco, las calorías quemadas, la frecuencia respiratoria y el rendimiento de la mujer, permitiendo aprovechar esa información para optimizar su entrenamiento.

Imagine un sostén inteligente de alto rendimiento que se adapta a su cuerpo y entrenamiento y que le permite convertirse en la jefa de su propio estado físico o que se comporta como una especie de “entrenador personal”,  gracias a la información que recibe de sobre su propio cuerpo  y que registra en el mismo momento que hace deporte.

Imagine que esa prenda deportiva, cuyo aspecto no se diferencia en nada al de una a convencional, trasmite toda esa información por vía inalámbrica a su teléfono móvil, donde es visualizada por medio de una 'app', que además proporciona una serie de innovadoras funciones y herramientas informáticas para mejorar en la práctica de su actividad física preferida.

Este sujetador, según sus creadores, ya existe y es sumamente cómodo, puesto que lleva un acolchado adicional, correas ajustables y un cierre seguro en la parte trasera. Está fabricado con materiales textiles que absorben la presión y reducen el estrés en la espalda y los hombros.

En la imagen un ejemplar del sujetador OMbra. Foto EFE/OMsignal Inc

Según sus inventores es una herramienta “que ayuda a la mujer a que pueda correr más y más rápido, y a aumentar su resistencia física”.

Durante el desarrollo e investigación de esta ‘prenda inteligente’ en el que participaron diseñadores de sujetadores, científicos e ingenieros con experiencia en la tecnología textil-electrónica, se crearon y probaron más de 1.600 prototipos, de  acuerdo a OMsignal (http://omsignal.com/pages/omsignal-bra).

ESTÉTICA Y TECNOLOGÍA, DE LA MANO

Los diseñadores del OMbra descubrieron algunos elementos que les ayudaran a centrar su trabajo: que más del 70 por ciento de las mujeres no eligen un sujetador tamaño adecuado; que las correas son el motivo de queja más común;  y que la forma en que una mujer corre cambian dependiendo de cómo se apoyan y son sostenidos sus pechos.

El  sujetador cuenta con un diseño, tipo de tejido y materiales “que le permiten adaptarse a cualquier forma de pecho  y cuerpo en movimiento, mantiene  la piel seca, aireada y libre de gérmenes y garantiza la comodidad de los senos sin oprimirlos ni aplastarlos, tanto si se mueve de arriba abajo o de izquierda a derecha”, según OMsignal.

“El Ombra está equipado con sensores flexibles, cuyos registros ayudan a la mujer a determinar cuándo puede ejercitarse un poco más o debe tomarse un respiro, y a entender lo que el cuerpo está tratando de decirle, gracias al seguimiento de su actividad física captada justo en el centro de su cuerpo”, según la compañía.

“Nuestro sistema mide y registra la información  corporal para mostrar el progreso a lo largo del tiempo, y registra la frecuencia cardiaca y el ritmo de respiración para que su usuaria pueda ir superando sus límites de una manera segura”, añaden.

Los datos son registrados por unos sensores incorporados al tejido y son recibidos  por una caja inteligente que lleva una batería eléctrica y se conecta a la parte inferior del sujetador, desde donde se transmite, en forma de señales inalámbricas, a un teléfono con el sistema operativo iOS, cuya ‘app’ los procesa y permite visualizarlos en la  pantalla, según  datos técnicos de la compañía.

En la imagen un ejemplar del sujetador OMbra. Foto:OMsignal Inc

Según sus creadores el sujetador inteligente, es ‘a prueba de salpicaduras’ y tiene correas ajustables en los hombros y la espalda con el fin de adaptarse a diferentes formas del cuerpo femenino, y para darle la flexibilidad necesaria para adaptarse a sus movimientos.

“Esta prenda permite cambiar el grado de sostén o apoyo en función de la intensidad del ejercicio o de las diferentes formas y tamaños de  los cuerpos, además permite adaptarse también a los cambios que experimenta la mujer durante el mes”, según  Elina Nurkka, directora de innovación textil- inteligente en OMsignal.

Una mujer corriendo en exterior con un ejemplar del sujetador OMbra. Foto EFE/OMsignal Inc

ENTRENADOR PERSONAL Y VIRTUA

La 'app' ofrece en la pantalla del móvil una serie de gráficos que indican cuánto oxígeno está consumiendo el cuerpo mientras corre, cuántos pasos se están dando con cada respiración completa, la fatiga acumulada  durante  las últimas semanas y el nivel de esfuerzo corporal que se hace en cada carrera, calculado en base a los ritmos respiratorio y cardiaco.

Esta aplicación también consta de un 'entrenador virtual' que, en base a los indicadores biométricos registrados en el momento y a lo largo del tiempo, informa a la mujer qué cantidad de esfuerzo puede realizar en cada carrera para mejorar su forma física paulatinamente y le aconseja sobre el ritmo de marcha y la forma de respirar para facilitar su entrenamiento.

Conexiones del sujetador OMbra. Foto EFE/OMsignal Inc

“Por ejemplo, si muestra que su ritmo de respiración es muy acelerado, la usuaria puede bajarlo para reducir su consumo de oxígeno (el combustible del cuerpo) y así mejorar su rendimiento físico”, señalan desde la compañía.

“Las mujeres están entusiasmadas con que hayamos creado un sujetador deportivo que elimina los rebotes mientras mantiene la forma”,  señala a Efe Dave Mackey, portavoz de OMsignal, desde Montreal (Canadá).

“Para  reducir el rebote, los fabricantes de ropa deportiva comprimen en exceso  los senos,  lo que hace que el sujetador sea incómodo y poco favorecedor”, añade.

Kit complementario de camiseta y de aplicación para la lectura de los registros del sujetador OMbra. Foto EFE/OMsignal Inc

“Después de fabricar y ensayar 1.633 prototipos, el equipo textil de OMsignal, dirigido por la ingeniera Aldjia Begriche, ha conseguido desarrollar el primer sujetador que favorece la estética y elimina el rebote”, según Mackey.

“Hemos encontrado que no importa lo fresca y útil que la tecnología pueda ser, ya que si la prenda que la incorpora no está a la moda, resulta cómoda y confiere poder e independencia a la mujer, las consumidoras no se interesan por ella. Es, por tanto, muy emocionante  tener una ropa inteligente que satisfaga a ambos: moda y tecnología”, enfatiza Mackey a Efe.

Página web donde se recoge la app del sujetador OMbra. Foto EFE/OMsignal Inc

DESTACADOS:

-- El OMbra lleva sensores flexibles, cuyos registros ayudan a la mujer a determinar cuándo puede ejercitarse un poco más o debe tomarse un respiro, y a entender lo que el cuerpo está tratando de decirle, gracias al seguimiento de su actividad física captada
justo en el centro de su cuerpo, según la compañía canadiense.

-- “Para  reducir el rebote, los fabricantes de ropa deportiva comprimen en exceso  los senos,  lo que hace que el sujetador sea incómodo y poco favorecedor pero, tras ensayar 1.633 prototipos, hemos conseguido una prenda que favorece la estética y elimina el rebote”, señala a Efe Dave Mackey, portavoz de OMsignal.

-- Los diseñadores del OMbra descubrieron que más del 70 por ciento de las mujeres no eligen un  tamaño adecuado de sujetador, que las correas son la queja más común cuando realizan deporte y que la forma en que una mujer corre cambia, dependiendo de cómo son sostenidos sus pechos.

Por Rocío Gaia/EFE- Reportajes