Pegan. Los dos percances se reportaron con una diferencia menor a los 30 minutos sobre esta vía federal que se ha caracterizado por la alta incidencia de percances, sin que se haya presentado alguna alternativa para reducirlos. Ulises Martínez
Ninguno de los operadores resultó con lesiones, confirmado esto por personal de paramédicos de Capufe

La mañana de ayer se registraron dos accidentes en la carretera 57 uno de ellos a la altura del kilómetro 205 y el otro, metros después de la caseta Los Chorros, con dirección a Saltillo, en los siniestros participaron cuatro vehículos de carga.

Los siniestros se presentaron en un lapso aproximado de 30 minutos de diferencia, siendo el primero de ellos sobre los carriles con dirección a Saltillo, siendo el responsable el tráiler de la empresa Mon-Ro conducido por Luis Mateo Hernández, de 34 años quien pegó por alcance un tráiler con plataforma de la empresa Kensa Kanguroo Express del Norte de Apodaca, Nuevo León, tripulado por Crescenciano Guerra, de 41 años. 

En el lugar, ninguno de los operadores resultó con lesiones, confirmado esto por personal de paramédicos de Capufe, quienes fueron los que atenderían a los involucrados, ambos llamaron a sus aseguradoras para que se hiciera cargo de los daños. 

UN ACCIDENTE MÁS

Otro accidente se registró momentos después, esto metros antes de llegar a la caseta de cobro donde el tractocamión de la marca Internarional propiedad de la empresa HJB Carriers de Monterrey, conducido por Miguel Ángel Cueto Jiménez, de 44 años, invadió el carril.

Aparentemente fue una rótula de la dirección la que se quebró e hizo que perdiera el control el operador y golpeara justo en el tanque de combustible al tráiler de la empresa Transportes Santa Rosa de Nuevo Laredo, Tamaulipas.