Pese a que Trump asegura que México 'no hace lo suficiente', en solo tres años con Peña Nieto, México detuvo a más migrantes que lo registrado durante todo el sexenio de Felipe Calderón
Foto: Especial

Por Manu Ureste (@ManuVPC) para Animal Político

A pesar de las críticas del presidente estadounidense Donald Trump, quien en reiteradas ocasiones ha acusado al gobierno de México de ser “incapaz” de poner freno a la migración indocumentada de Centroamérica que busca llegar a Estados Unidos, las cifras oficiales mexicanas indican que las capturas de migrantes se dispararon durante la administración de Peña Nieto, en especial las de niños y adolescentes.

De acuerdo con la Unidad de Política Migratoria, que depende de la Secretaría de Gobernación, entre 2013 y septiembre de 2018 –el dato más actualizado a la fecha-, un total de 61 mil 567 migrantes menores de 11 años fueron detenidos en México por no contar con documentos que acrediten su estancia legal en el país.

Esta cifra supone un aumento de 842% en comparación con el mismo periodo del sexenio de Felipe Calderón, cuando el Instituto Nacional de Migración (INM) capturó a 6 mil 534 menores de 11 años, hasta 55 mil menos.

O, en otras palabras: con Peña Nieto se detuvo por año a un promedio de 10 mil 261 menores de 11 años, y con Calderón se detuvo a poco más de mil por año.

El INM capturó, en total, a 151 mil 594 menores de edad (incluidos los menores de 11 años); un 304% más que con Felipe Calderón, en cuya administración se detuvieron 37 mil 505 jóvenes migrantes.  

También aumentaron de manera sobresaliente las detenciones de menores que viajaban solos: 8 mil 013 en el sexenio de Peña, frente a los mil 009 de Calderón; un 694% al alza.

Más migrantes detenidos

Además de menores, las estadísticas de los últimos seis años también reflejan un boom de las detenciones de migrantes en general: 791 mil 866 capturas; un 66% al alza en comparación con el sexenio anterior, cuando se detuvieron a 457 mil 539 migrantes.

Este boom tiene un inicio muy marcado en 2015, meses después de que en julio de 2014 el presidente Peña Nieto anunciara el Programa Frontera Sur; una iniciativa que, si bien sobre el papel prometía proteger los derechos humanos de los migrantes, en la práctica resultó un plan para detener y deportar que, además, aumentó las agresiones en contra de los extranjeros sin documentos, debido a que tuvieron que tomar rutas alejadas de las poblaciones, donde son presa fácil para la delincuencia.

Solo ese año, México detuvo a 198 mil 141 migrantes; 129% más que al inicio del sexenio, en 2013. De hecho, en 2015 México detuvo y deportó a más niños migrantes centroamericanos que Estados Unidos. Y para ello, además de los agentes del INM, que son los que están facultados por ley para detener a los extranjeros que no tengan en regla su documentación, también se empleó hasta ocho corporaciones policiacas diferentes, incluyendo la Policía Federal, policías estatales y municipales, el Ejército, y la Marina Armada.

En 2016, la cifra bajó levemente, aunque se mantuvo en niveles récord: 186 mil 216 capturas. Y aquí cabe recalcar otro dato: solo en tres años con Peña Nieto, entre 2015 y 2017, se detuvo a más migrantes que en todo el sexenio de Felipe Calderón.

Mientras que, a septiembre de 2018, es decir, en nueve meses, suman ya 100 mil 216 migrantes detenidos; 6 mil 370 más que en todo 2017.

“Se trata de cifras dramáticas que reflejan con claridad lo que ha sido el sexenio de Peña Nieto en materia de migración”, señaló Irazu Gómez, coordinadora de vinculación e incidencia de Sin Fronteras, una organización civil que hace labor de acompañamiento legal a migrantes, y que ha elaborado múltiples informes donde denuncia malas condiciones y violaciones sistemáticas a derechos humanos en las estaciones migratorias.

Sociedad civil asume responsabilidad...

Lee la nota completa en Animal Político